Cotizacion del Dolar:  Venta 6.96 Compra 6.86

Nacional

Código Penal desata críticas y reproches entre oficialistas

El conflicto social por el Código del Sistema Penal generó reproches entre los mismos partidarios del Movimiento Al Socialismo (MAS). El punto de discusión es la socialización de la norma, puesto que después de aprobada la ley surgieron voces de organizaciones sociales oficialistas que criticaron la tarea de la Asamblea Legislativa.


Fuente:Erbol

17 de Enero de 2018

Código Penal desata críticas y reproches entre oficialistas

La Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), que agrupa a las organizaciones afines al MAS, encabezó las críticas. Los líderes de las confederaciones de campesinos y de mujeres “Bartolina Sisa”, aseguraron que los asambleístas se aplazaron en la socialización de la norma. Dirigentes de esta organizaciones sociales culparon a los Legislativo -controlado por la mayoría masista- por no informar apropiadamente sobre la norma, y así haber dado la posibilidad a los opositores de hacer del rechazo al Código su bandera de lucha. El ministro de Justicia, Héctor Arce, se sumó a la críticas y, a tono con los reproches de las organizaciones sociales, manifestó que no hubo la socialización necesaria de parte de los parlamentarios. “No ha habido la suficiente socialización para que sea conocido antes de su aprobación”, dijo. En el Legislativo varios aceptaron las críticas. El senador José Alberto Gonzales admitió que hubo debilidad en la socialización, el senador Omar Aguilar llegó a reconocer que los asambleístas se aplazaron, mientras que el diputado Víctor Borda advirtió que hubo fallas en la construcción colectiva del Código. Sin embargo, el jefe de bancada del MAS en Diputados, David Ramos, aseguró que el Código era de conocimiento de las organizaciones sociales y que se construyó en base a sus sugerencias. Ramos explicó que la norma se elaboró en un proceso de tres años, pero que la discusión más amplia se realizó en una cumbre que incluyó a las organizaciones sociales y la Conalcam. “No es concebible que se diga que nosotros nos hemos equivocado, si estamos recibiendo las iniciativas de la Conalcam y de nuestras organizaciones sociales y estamos trabajando pues a cabalidad, no estamos improvisando ninguna ley”, manifestó el diputado Ramos. “Esta ley ha sido de conocimiento de las organizaciones sociales. De ellos hemos recogido las ideas, las iniciativas, las propuestas y eso lo hemos palmado, las hemos sistematizado en una ley”, agregó. Ramos reconoció que no hubo una socialización en la magnitud que desearían las organizaciones, pero señaló que paralelamente hubo una “guerra virtual” de opositores que distorsionaron el texto de la norma. El diputado manifestó que la Conalcam y el pueblo no hacen ese análisis de la campaña opositora. “Se hacen sorprender, influenciar con esas mentiras”, sostuvo. No obstante, Ramos aclaró que esta divergencias no suponen que haya fisuras en el MAS, sino que existe discusión de iniciativas y propuestas. El diputado Víctor Borda aseveró que con esas discrepancias se demuestra que en el oficialismo hay democracia y que el MAS no es vertical. Oficialismo y oposición hacen “mea culpa” por Código Penal El MAS admitió como un error la poca socialización del Código del Sistema Penal antes que sea sancionado y promulgado; pero la primera fuerza política opositora reconoce que no hicieron un buen control y fiscalización del contenido de la norma y se concentraron en una agenda mediática sobre pocos artículos. El oficialismo a pesar de todo defiende la ley penal, porque asegura que no fue diseñado de la noche a la mañana sino que fue un largo proceso de construcción, específicamente de tres años y que en marzo de 2017 ingresó a la Cámara de Diputados donde radicó durante varios meses antes de pasar al Senado donde su aprobación fue excesivamente ágil. “Se ha hecho la socialización seguramente ha sido muy poco, reconocemos. Nos estamos dando cuenta que fue el error no bajar hasta las bases y por eso han creído las mentiras. Si hubiéramos trabajado con las bases el Código otra cosa hubiera sido”, asume de manera crítica la senadora Nélida Sifuentes. Su colega José Alberto Gonzales asume que se hizo poco respecto a la divulgación de este documento que tiene al menos 700 artículos. “Acercando la propuesta a los ciudadanos probablemente haciendo un mea culpa ha faltado una presencia más contundente en la socialización del Código”, añadió. Dos fuerzas políticas opositoras tienen representación en la ALP, UD y el PDC ambos son criticados porque no alertaron sobre el contenido global del Código. “Reconocemos que en varias sesiones en las que estábamos en la Cámara de Diputados no hubo la contundencia y la solidez de parte de la oposición para hacer escuchar su voz”, admitió la diputada Lourdes Millares. Así como el MAS en la Cámara de Diputados aceleró en la aprobación de la norma, incluso sesiones en las que validaba decenas de artículos, este ritmo no fue acompañado por la oposición quienes en muchos casos se veía sus curules vacíos. Millares también reconoce este hecho. “No queremos lavarnos las manos asumimos la autocrítica que debió haber más contundencia solvencia y mayor profundidad en el análisis. Esa es una debilidad que hay que corregirla y lo decimos de la manera más sincera”, sostuvo. La diputada comprometió una mejor labor en la Asamblea Legislativa en el nuevo periodo 2018-2019, pese a la minoría que representan frente a los dos tercios del MAS, que controla ambas cámaras legislativas. Excepto algunos legisladores de oposición, no más de 10 de UD el resto no apareció en la fase de vigilancia; mucho menos los diputados y senadores del PDC. La oposición no reaccionó sino hasta que el sector salud mantuvo un paro indefino de 47 días, cuando los choferes, las iglesias evangélicas, la COB, la Universidad Mayor de San Andrés, los comités cívicos en las regiones se empezaron a manifestar por la abrogación de la norma penal.


OTRAS NOTICIAS DE NACIONAL

Rositas: ficha ambiental sube afectación de hidroeléctrica

Crisis de Argentina afecta ‘enormemente’ a Bolivia

Terebinto ya es patrimonio departamental histórico