Cotizacion del Dolar:  Venta 6.96 Compra 6.86

Economia

Ante crisis de empleo, trabajos informales se incrementarán

Gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, asegura que es de conocimiento general que muchas empresas están realizando el racionamiento de su personal, debido a que la mano de obra se está encareciendo tras el pago del incremento salarial y reajustes del salario mínimo nacional dispuestos por el Gobierno y que debe ser cumplido hasta este 30 de junio. Este actuar y desempleo lleva a la creación de empresas y trabajos informales que se incrementarán durante esta gestión. La informalidad representa una alternativa de fuentes de ingresos ante la falta de oportunidades que tienen las personas de obtener un empleo en el sector formal.


19 de Junio de 2017



El desempleo es la principal causa de esta situación, además de factores sociodemográficos, tales como el nivel educativo y el género. En el aspecto institucional, la regulación del mercado de trabajo es el elemento determinante de la informalidad y sus correspondientes consecuencias. “El costo de la mano de obra en el sector formal se está incrementando y eso en un momento que la economía se desacelera, ocasiona problemas en las empresas que están en el sector legal, en el sector formal y las favorables de ajuste en este caso es la disminución de empleo formal”, advirtió. “Hay sectores que están en crisis, se conoce que está habiendo racionamiento de personal para la disminución de los costos, lamentablemente la mano de obra se está volviendo muy cara en Bolivia y eso significa que la variable de ajustes van a ser los empleos y aquí incluso puede salir perjudicado por un problema de género; el de las mujeres, habida cuenta que sube el salario mínimo nacional y sube lamentablemente los subsidios para las mujeres que están en estado de gestación”, indicó Rodríguez. Ante la falta de capacidad del sector formal de absorber toda la mano de obra disponible, la informalidad ha significado para cierto grupo de la población la salida de escape para la generación de ingresos. Los empleos informales se caracterizan por ser de baja calidad e ingresos, y se agrega a esto la inestabilidad económica que crean en el individuo por no recibir un salario justo y fijo para atender sus necesidades primarias. Esto indudablemente afecta las condiciones de vida de la población y desencadena un ciclo de pobreza y exclusión social. Es necesario identificar aquellos factores que inciden en que una persona pertenezca al sector informal, de manera que sean contrarrestados, y se propicien las posibilidades de ingresar al sector formal, a partir de estrategias que incrementen la capacidad de este último sector de emplear un mayor número de personas. “El costo de la mano de obra en el sector formal se está incrementando inexorablemente desde el año 2006 y se convierte en una pesada carga, distorsiona las planillas, las curvas salariales y eso en un momento que la economía se desacelera ocasiona problemas en las empresas que están en el sector legal, en el sector formal y las favorables de ajuste en este caso es la disminución de empleo formal y lo que si se está viendo es de que hay más informalidad. Es lamentable decirlo, pero hay más informalidad en el sector comercial y también en las pequeñas empresas que son las que están siendo más golpeadas por esta escalada de costos que se está dando en el país. Precios a la baja en el sector formal y legal para los bienes y servicios y aumento de costos, no son la mejor ecuación para crear empleos formales y, por esa razón, muchas empresas tienden a informatizarse y pierden sus empleos, tienden también a emplearse o desarrollar empresas de manera informal porque obviamente que eso resulta menos costos”, explicó. Alertó que no existe un reporte oficial en esa categoría que abarca a quienes tienen condiciones óptimas de trabajo. El sector privado coincide en que las condiciones actuales son negativas para la generación de empleo. La mayor atribución a la informalidad es un reflejo del alto nivel de desempleo, lo cual conduce a que las personas se vean obligadas a ingresar al sector informal como medio de subsistencia, enfrentando diferentes barreras, como edad, nivel educativo, género, reformas laborales y apertura económica, entre otros. Precisamente, en este último punto se encuentra la mayor divergencia de los efectos sobre la informalidad. El trabajo informal y el desempleo constituyen dos realidades de la economía boliviana actual que nadie puede negar ni ignorar estas dos problemáticas, cuyos orígenes están en la globalización y la flexibilización laboral de la década de los 90, cuyas consecuencias son netamente negativas para el funcionamiento del mercado laboral. Funcionarios de las casas de empleos aseguran que sus demandas se han incrementado en estos últimos meses a más del 70%. Aseguran que muchos han sido retirados de sus fuentes de empleo y tienen que buscar otro para poder sostener a su familia. “Desde hace exactamente dos meses estamos recibiendo el triple de personas que vienen en busca de empleos, es decir, en marzo venían entre 35 y 40 personas a diario; sin embargo, ahora más de cien personas vienen a esperar a empleadores que requieran sus servicios, y eso que es por día que los buscan y no por mes”, indicó Marisel Terraza.


OTRAS NOTICIAS DE ECONOMIA

Vetan de sistema bancario a tres exdirectivos del Banco Unión

Prevén producir 100 millones de litros de bioetanol en 2018

Gobierno invita a empresarios azucareros a hablar sobre cupos