Cotizacion del Dolar:  Venta 6.96 Compra 6.86

Nacional

Presidente del TSJ califica de vergonzoso errores judiciales

José Antonio Revilla, presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), manifestó ayer que un error en la administración de justicia, que signifique la privación de libertad de un inocente, se constituye en un hecho vergonzoso para todo el sistema de justicia en Bolivia.


Fuente:ANF

14 de Septiembre de 2018

Presidente del TSJ califica de vergonzoso errores judiciales

“El sistema judicial boliviano tiene errores sustanciales y eso es un hecho vergonzoso, genera una total inseguridad jurídica”, indicó la autoridad judicial. Por eso, según Revilla, el TSJ ahora realiza un relevamiento de información de las causas penales.
Asimismo, cuestionó la actual forma de investigación en la que es suficiente la presunción para sindicar a alguien por la comisión de un delito, pero la investigación debe ir más allá de las presunciones.
Agregó que es necesaria una actuación conjunta entre jueces, fiscales y policías en busca de que una investigación no se dé por concluida en la presentación de un presunto autor, si no que dentro del proceso la condena sea con plena certeza de autoría.
Aseguró que existen muy pocas quejas con relación al desempeño de los jueces y los reclamos están relacionados con los mecanismos de iniciación de los procesos penales, donde los jueces no participan.
Uno de los últimos casos de injusticia que conmocionó al país es el envío de un joven a la cárcel como presunto autor de la violación de una menor con síndrome de Down.
Dos semanas de su encarcelamiento, se evidenció que el privado libertad no cometió el delito contra la niña y luego se encontró al verdadero responsable de la violación, quien además confesó el hecho.
Caso Reynaldo Ramírez Vale, el inocente condenado a 30 años de prisión
Reynaldo Ramírez aprovechando las habilidades que tenía en cerrajería y cableado eléctrico se fue de Cochabamba a vivir a Santa Cruz para trabajar en la termoeléctrica de Warnes.
Jamás olvidará aquel 11 de mayo de 2015 cuando fue aprehendido en Cochabamba, trasladado a Santa Cruz y presentado públicamente como presunto autor del feminicidio de Verónica Menacho Chilo, mujer de 22 años que fue calcinada el 25 noviembre de 2014.
En juicio las autoridades establecieron que Reynaldo tenía rasgos físicos similares a la del asesino de Verónica, por tal motivo fue sentenciado a 30 años de prisión en el penal de Palmasola sin derecho a indulto.
Desde aquel momento su vida cambió radicalmente al punto que intentó suicidarse en la cárcel, su hermano falleció y no pudo ir al entierro, su madre de la tercera edad tuvo que buscar trabajo para ganar un poco de dinero y así poder trasladarse de Cochabamba a Santa Cruz para visitarlo.
La cárcel no fue precisamente un lugar donde iba a reformarse sino un lugar donde debía acomodarse rápidamente porque debía pagar para estar en un lugar.
Pasó dos años recluido; en 2017 la Policía hizo algunas pericias más del caso y concluyó que él era inocente y analizando nuevamente las imágenes y videos logran dar con Moisés Bascopé Zambrana, que se declaró confeso del feminicidio de Verónica.
Al enterarse de esta situación, le vuelven las esperanzas a Reynaldo y con las nuevas pericias policiales interpuestas logra su liberación. Los jueces y fiscales que atendieron el caso fueron procesados.
Luego de salir de la cárcel Reynaldo fue contratado para trabajar en el Ministerio de Justicia; posteriormente al quedarse sin el trabajo temporal que le dieron en esa cartera de Estado tuvo que volver a la casa de su madre en Cochabamba.
Actualmente no tiene recursos, tiene deudas con muchos de sus familiares y su proceso por resarcimiento no avanza.


OTRAS NOTICIAS DE NACIONAL

Evo plantea a Chile explorar soluciones beneficiosas mutuas

Gobierno convoca a empresarios para el 22 de noviembre

Hoy previa del concierto de CNCO en Parque Urbano