15.000 maestros se jubilarán con la reforma a la Ley de Pensiones

ALERTA.- El magisterio urbano de Bolivia está en emergencia y pie de movilización porque con la reforma a la Ley de Pensiones que impulsa el Gobierno 15,000 profesores urbanos y rurales serán jubilados con bajas rentas 

Los profesores del país igual que los médicos y trabajadores que han cotizado al sistema de pensiones enfrentan a una grave amenaza para sus derechos laborales con el proyecto de ley de reforma al sistema de pensiones que impulsa el Gobierno en la Asamblea Plurinacional

El ejecutivo de la Confederación de Maestros Urbano de Bolivia Patricio Molina, señaló que, si no se toman medidas urgentes para detener la aprobación de la ley de reforma del sistema de pensiones, unos 15,000 profesores del sector urbano y rural podrían ser jubilados automáticamente con pensiones que apenas alcanzan los 4000 bolivianos mensuales, en el mejor de los casos.

EN PELIGRO ESTABILIDAD LABORAL DEL MAGISTERIO

Esta situación ha generado un fuerte clamor por parte de los trabajadores de la educación, quienes ven peligrar su estabilidad financiera y su calidad de vida tras años de servicio dedicado a la formación de las nuevas generaciones, le dijo Molina a El Mundo

 Molina destacó que, según datos del Ministerio de Economía, la reforma propuesta tendría un impacto significativo en docentes, personal administrativo y de servicios.

«Estamos frente a una lucha intransigente en defensa de nuestros derechos laborales», declaró Molina, destacando que la acumulación de años de servicio no debería ser ignorada al momento de determinar las condiciones de jubilación. Además, señaló la discrepancia entre las políticas gubernamentales y las necesidades reales de los trabajadores, especialmente en lo concerniente a la salud ocupacional y la edad de retiro.

REFORMA DE LEY DE PENSIONES ES INCONSTITUCIONAL

El dirigente también criticó duramente el proyecto de ley en consideración en la Cámara de Diputados, calificándolo como inconstitucional y violatorio de los derechos laborales. Hizo hincapié en la disposición adicional que obligaría a la jubilación de trabajadores habituados al país al cumplir los 65 años, sin considerar debidamente su estado de salud mental o su tiempo de servicio.

Ante esta situación, se espera una respuesta contundente por parte de los profesionales de la educación y de la sociedad en general, en defensa de unos derechos laborales justos y equitativos. La atención está puesta en el poder legislativo para que tome en consideración estas preocupaciones y busque soluciones que protejan los intereses de los trabajadores bolivianos.