Actividad forestal puede generar más divisas que los hidrocarburos

DESAFÍO. Pedro Colanzi asumió por cuarta vez la presidencia de la Cámara Forestal de Bolivia con el reto de convertir la actividad forestal en una alternativa que genere de manera sustentable más divisas que el sector hidrocarburífero, además de crear 420,000 empleos en 35,000 unidades productivas.

El empresario Pedro Colanzi asumió por cuarta vez la presidencia de la Cámara Forestal de Bolivia con el objetivo de abordar diversos desafíos, incluyendo el desarrollo sustentable de los bosques, la reactivación económica del sector, la generación de empleo y el aumento de las exportaciones. Colanzi Serrate fue oficialmente designado como presidente de la Cámara Forestal de Bolivia para el período 2024-2026, acompañado por Diego Justiniano Pinto como Primer Vicepresidente, Fernando Velarde Roca como Segundo Vicepresidente y José Eduardo Paz Ortiz como Tesorero.

La ceremonia de posesión tuvo lugar en las instalaciones de la Cámara Forestal de Bolivia y contó con la presencia de empresarios del sector, familiares de la nueva directiva y el director de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), Dr. Luis Flores.

INDUSTRIA FORESTAL ALIADA DE LA CONSERVACIÓN DEL BOSQUE

En su discurso inaugural, el nuevo presidente destacó los avances de la industria forestal en los últimos años, enfatizando el compromiso hacia la sustentabilidad ecológica y el desarrollo forestal en Bolivia, gracias a la decidida participación de los empresarios madereros. Colanzi señaló que la industria forestal es una aliada fundamental en la conservación de los bosques y suelos, promoviendo un manejo sustentable que beneficia tanto a la comunidad como al sector agropecuario.

LA ACTIVIDAD FORESTAL PUEDE GENERAR MÁS DIVISAS QUE EL SECTOR HIDROCARBURÍFERO

Colanzi también asumió el reto de posicionar a la actividad forestal como una alternativa viable para el progreso nacional, destacando su potencial para generar divisas de manera sustentable, igual o mayor a la actividad hidrocarburífea, así como más de 420,000 empleos y alrededor de 35,000 unidades productivas.

Propuso medidas como el Régimen Unificado Forestal (RUF), una política de financiamiento adecuada, seguridad jurídica para los bosques bajo derecho forestal y un enfoque de complementariedad entre la comunidad y las empresas, además de una política de fomento a las plantaciones forestales.

RECONOCIMIENTO A EMPRESAS POR SU TRAYECTORIA

Durante el evento se reconoció el trabajo de empresas emblemáticas del sector, incluyendo la Sociedad Boliviana Maderera (Sobolma), la Industria Forestal CIMAL IMR S.A. y la Industria Maderera SUTO, que celebraron 50 años de trayectoria, así como a Suremex Ltda por sus 25 años de contribución al desarrollo del país.

Source Marcelo Huanca Dorado