Advierten nuevo déficit comercial al disminuir oferta de soya

APOYO. Exportadores y productores advierten que la caída de alrededor de 800.000 toneladas en la producción de soya, acentuará el déficit comercial en el país, por ello llaman a las autoridades a trabajar en conjunto entre sector público y privado.

Al concretarse la merma en la oferta de soya de 800.000 toneladas de la campaña de verano 2023-2024, como efecto del cambio climático, las industrias oleaginosas y los exportadores advierten que el déficit comercial se acentuará más en el país y por ende menores ingresos por ventas externas.

Ante esta situación, el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, considera que es momento de asumir acciones para evitar que el tema se salga de las manos, por ello llama a las autoridades a sentarse con el sector privado y buscar medidas paliativas urgente.

“Nosotros quisiéramos que por una vez en la vida las autoridades se pongan en los zapatos de nuestros productores. El sector viene enfrentando embates de la sequía y las inundaciones”, apuntó Rodríguez.

A su vez, Rodríguez afirma que este escenario no solo afectará a miles de productores que no podrán cosechar el producto, sino también que la agroindustria soyera no va a poder moler granos y eso va a impactar negativamente en lo que respecta a los derivados como tortas, harinas, aceites, crudos refinados de soya y “esto sí que es una mala noticia para el país”.3

De acuerdo con el reporte del IBCE, en los primeros dos meses del año 2024, Bolivia registró un déficit comercial por un poco más de $us 300 millones que, comparado con el déficit de los $us 700 millones de todo el año 2023, debería alertar a las autoridades.

“Las cifras no son buenas y eso debería poner los pelos de punta a todos. Es hora de trabajar sector público y sector privado ver cómo revertir esta situación para evitar que haya más presión sobre el dólar”, remarca.

Desde la Cámara Nacional de Industrias Oleaginosas de Bolivia (Caniob), anticipan que las exportaciones de soya bajarán en $us 600 millones debido a la disminución de la producción del grano en la campaña de verano 2023-2024, que derivó en una menor oferta exportable. Desde la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), confirman que la caída está entre las 800.000 y 900.000 toneladas menos de soya para la presente gestión, asunto que también repercutirá en los envíos al exterior.

Source Patricia Canido Aroni