Anciana fue dopada con una bolsita de Pilfrut en un bus

ENGAÑO . Una mujer adulta mayor fue encontrada dopada en el interior de un bus que salió de Oruro con destino a La Paz. En el bolsillo de la mujer se encontró una bolsita de jugo Pilfrut que se cree que la mujer tomó y luego quedó dormida. Fue asistida al llegar a La Paz.

El comandante departamental de la Policía de La Paz, coronel Edgar Cortez, informó que una adulta mayor fue dopada en un bus interdepartamental cuando se trasladaba de Oruro a La Paz, hecho que ahora es investigado para dar con el o los responsables.

“Una persona de 75 años que estaba retornando de la ciudad de Oruro, estaría inconsciente y no despertaba del viaje, es por esa razón que se constituye personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen para iniciar el proceso investigativo, aparentemente la señora habría sido dopada”, informó el Jefe policial.

El hecho se habría registrado la tarde del miércoles; personal de la Terminal de Buses La Paz encontró a la mujer de la tercera edad inconsciente y con una bolsa de jugo (pilfrut) en su bolsillo.

“La persona estaba totalmente dormida en su asiento, por lo que brindamos asistencia en el consultorio médico del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, que hay dentro de nuestras instalaciones y coordinamos con la Policía, se le ha provisto de oxígeno y en este momento se encuentra en etapa de recuperación”, dijo el director de la Terminal de Buses La Paz, Américo Gemio.

Hasta el momento, suman al menos 10 casos de pasajeros que llegaron dopados en buses a la Terminal de La Paz desde 2023; por ello, las autoridades instaron a la población a no recibir ningún alimento de extraños.

Gemio recomendó que la única forma para que las personas eviten ser víctimas de este ilícito es que “cierren la boca”, que no acepten ningún tipo de alimento por parte de desconocidos durante el viaje.

En este tipo de delito, las víctimas consumen alguna bebida mezclada con sedante, que le invitan los malhechores. Eso les causa un estado letárgico, haciéndoles vulnerables a los robos.

Source El Mundo/ABI