Ante feminicidios y secuestros, Leigue insta a la reflexión

MENSAJE. El arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue lamentó que en tiempo de Cuaresma, se sigan registrando hechos de violencia como los feminicidios, infanticidios y secuestros. Instó a la reflexión de los actos y a vivir la reconciliación.

En su homilía dominical, el arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue lamentó que en tiempo de Cuaresma, se sigan registrando hechos de violencia como los feminicidios, infanticidios y secuestros.  Por lo que instó a los feligreses a reflexionar sobre su relación con Dios y con la sociedad para llegar a la Pascua con el corazón limpio.

“Cada vez vivimos y escuchamos cosas muy negativas, muy preocupantes, por ejemplo esto, cada vez se están perdiendo los valores humanos, familiares, cuando ya no hay respeto en la misma familia, lo último el secuestro del niño, ese mata que mata a sus hijos, feminicidio, todas estas cosas, seguro el Señor está preocupado por eso y nos invita a todos nosotros a que hagamos las cosas mejor, en este tiempo de cuaresma deberíamos tener noticias buenas”, dijo Leigue.

Ante esto, el monseñor invitó a las personas a permanecer en oración por aquellos que no están por el camino correcto, ya que el camino para seguir al Señor es difícil, pero más todavía si se lo hace a solas donde a veces hay incertidumbre.

Por otra parte, cuestionó que en la sociedad las personas que no están obrando bien, hacen las cosas a ocultas, razón por la que hay tantas peleas y problemas que se podrían solucionar con el diálogo.

“Tenemos mucho en esta sociedad, tantas peleas, tantas cosas que se podría solucionar con esto de sentarse a dialogar, pero no se lo hace, porque detrás de eso de haber algo que no es bueno, por eso no se hacen las cosas como deben ser, detrás de eso, hay algo que buscan como hacer las cosas diferentes, para no darse a conocer realmente lo que piensan, lo que quieren, los objetivos que tienen”, aseveró.

En ese marco, Leigue invitó a la población a vivir un tiempo de reconciliación y acercamiento para escuchar y poner en práctica lo que Dios dice.

“A eso nos invita el Señor, tiempo de Cuaresma, tiempo de reconciliación, tiempo de acercarnos al otro, tiempo de lavar las cosas que no estaban bien en nuestra vida, tiempo de dar a conocer que realmente seguimos a Dios y si lo seguimos a Él, lo escuchamos y ponemos en obra lo que nos dice, de lo contrario buscaremos siempre las tinieblas, la oscuridad, actuaremos a medias porque no queremos que salgan a la luz aquellas cosas que estamos craneando y pensando hacer mal”, concluyó.

Source Martha Gil