Aprehenden a 4 personas por muerte de un joven tras agresión

INVESTIGACIÓN. La Policía investiga la muerte de un joven estudiante de 22 años afuera de una discoteca en pleno centro cruceño. Hay cuatro personas aprehendidas, acusadas de golpear hasta causarle la muerte al fallecido. Sus familiares exigen justicia.

Tres personas fueron aprehendidas por la policía, acusados de ser responsables de golpear y estrangular a Alejando Parada Marín de 22 años hasta causarle la muerte posteriormente, afuera de una discoteca en el centro de la capital cruceña.

El hecho se registró en la calle Murillo, en pleno corazón de la ciudad capital. El hombre, antes de morir, había sido retirado del interior del local por peleas y discusiones. Sin embargo, su comportamiento violento no frenó y terminó a golpes con los guardias de seguridad del local nocturno.

Las primeras investigaciones indican que la víctima habría provocado a los guardias y estos respondieron golpeándolo hasta dejarlo inconsciente. Posteriormente fue trasladado a un centro médico donde finalmente confirmaron su muerte.

El fiscal que investiga el caso, Daniel Ortuño, confirmó que tres personas se encuentran en calidad de aprehendidas, mientras que otras están arrestadas con fines investigativos. “En las siguientes horas se les va a tomar sus declaraciones para establecer el grado de participación de cada uno de los investigados”.

La autopsia médico forense determinó que la causa de muerte fue por asfixia mecánica por estrangulamiento, además tenía una fractura. “La víctima tenía algún grado de alcohol y desafortunadamente es quien provoca una discusión al interior de la discoteca, es retirado a la parte de afuera y discute también con los guardias quienes lo reducen al ahora fallecido», explicó.

Su madre, Beatriz Marín Jordán, conmocionada por lo sucedido relata que se enteró por un familiar, contactada por la policía para que identifique el cuerpo del joven. “Las autoridades policiales me informaron que mi hijo murió por asfixia y que fue un accidente. Voy a verificar porque él tiene un golpe en la cabeza y otro en la cien” señala la progenitora.

Vecinos de la zona sostienen que las peleas son comunes en esa discoteca y que las calles aledañas se utilizan frecuentemente como baños públicos.

Alejandro estudiaba ingeniería informática. Su cuerpo es velado en su domicilio y hoy serán sepultados.

Source Patricia Canido Aroni