Arce homenajea a víctimas de la masacre de calle Harrington

HISTORIA.- El 15 de enero de 1981, los dirigentes miristas fueron torturados y asesinados por paramilitares en un domicilio de la Calle Harrington, durante el régimen de facto del extinto general Luis García Meza.

El presidente Luis Arce rindió un homenaje a “los ocho valientes dirigentes” que fueron asesinados en la Masacre de la Calle Harrington, el 15 de enero de 1981, durante el régimen de facto de Luis García Meza, por su compromiso y lucha por la democracia y los intereses del pueblo.

“Rendimos un justo homenaje a los ocho valientes dirigentes que fueron cruelmente asesinados en la Masacre de la Calle Harrington por instrucción del régimen de facto de García Meza, el 15 de enero de 1981. La dictadura no les perdonó su compromiso y lucha por la democracia y los intereses del pueblo. ¡Honor y gloria!”, posteó Arce en sus redes sociales.

El 15 de enero de 1981, los dirigentes miristas Artemio Camargo, Ramiro Velasco, Jorge Baldivieso, Ricardo Navarro, Gonzalo Barrón, Luis Suárez, Arcil Menacho y José Reyes fueron torturados y asesinados por paramilitares en un domicilio de la Calle Harrington.

Llegaron en dos jeeps y varias furgonetas e ingresaron al domicilio, mientras otro grupo de paramilitares armados había rodeado el manzano y un tercer grupo ingresado a las casas vecinas bloqueando el barrio.

Por esos hechos luctuosos, el 21 de abril de 1993, la Corte Suprema de Justicia dictó sentencia señalando como autores de la masacre sangrienta a Luis García Meza, Luis Arce Gómez, entre otros, por la comisión del delito de “Genocidio de la calle Harrington: masacre sangrienta y asesinato de los dirigentes del MIR: Artemio Camargo, Ramiro Velasco, Jorge Baldivieso, Ricardo Navarro, Gonzalo Barrón, Luis Suárez, Arcil Menacho y José Reyes”.

García Meza y Arce Gómez fueron sentenciados a 30 años de prisión sin derecho a indulto, junto a otros 13 paramilitares, constituyéndose esta sentencia en el primer caso en América Latina que llegó a condenar el delito de genocidio, en un operativo que estuvo planificado y enfocado a un determinado grupo, con el objetivo de exterminarlos por razones políticas.

Source El Mundo y ABI