Arce recula, abroga decreto 5143 y advierte “desestabilización”

NORMATIVA. Desde la oposición, celebran que el gobierno haya retrocedido en aprobar la medida y que el gobierno “disimuló su derrota”. El ministro de Justicia advirtió que la oficina de Derechos Reales es una “caja negra”.

Luis Arce retrocedió con la determinación instada en el decreto supremo 5143, que ayer fue abrogado. Respaldado por organizaciones sociales, el jefe de Estado afirmó que tomó tal determinación “escuchando” la voz del pueblo.

“Somos un gobierno que escucha, somos un gobierno que entiende a nuestras organizaciones sociales. La voz del pueblo boliviano siempre para nosotros va a ser determinante”, aseguró Arce. “Hemos tomado la decisión de abrogar este decreto supremo para evitar cualquier distorsión, cualquier convulsión social que se esté buscando”, dijo el mandatario en una rueda de prensa.

No obstante, Arce sostuvo que “hay un plan de desestabilización que está en marcha”, para convulsionar el país a partir del Decreto 5143. Comentó que los sectores sociales le hicieron conocer lo que ocurrió en diferentes organizaciones y ampliados.

De acuerdo con la normativa ya abrogada, se creaba el Sistema Único de Derechos Reales, como sistema informático “que centraliza e integra en una base de datos única todos los registros públicos de derechos reales a nivel nacional y contempla información que permite identificar de forma única a las propiedades”.

GOBIERNO “DISIMULÓ” DERROTA

Luego de que el presidente Luis Arce abrogue el Decreto Supremo 5143, surgieron las repercusiones de líderes políticos, así como de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Mediante su cuenta de “X”, el expresidente y líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, consideró que los bolivianos “no aceptan” que se ponga en riesgo la propiedad privada y que el mandatario no puede “seguir atentando” contra los derechos constitucionales.

“La abrogación obligada del DS 5143, le demuestra una vez más al gobierno de Arce que los bolivianos no aceptamos que se ponga en riesgo la propiedad privada, y que no puede seguir atentando contra los derechos constitucionales. Una nueva victoria de los bolivianos frente a la arbitrariedad del MAS”, posteó Mesa.

Por otro lado, el gobernador electo de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, el mandatario “disimuló su derrota” en compañía de dirigentes de sectores sociales afines al arcismo y que “calumnió” a la población con un supuesto plan de desestabilización.

“Luis Arce se vio obligado a derogar el decreto 5143 y disimuló su derrota rodeándose de dirigentes masistas y calumniando al pueblo boliviano de que hay un plan de desestabilización. Completamente falso. La única inestabilidad la genera el propio gobierno con sus planes confiscatorios de la propiedad privada, con los anuncios de incautar los dólares de los exportadores y con su total inoperancia ante la crisis económica que vive Bolivia”, posteó Camacho.