Argentina dominó el partido que estuvo peleado por Francia

El partido comenzó con nervios en ambos bandos. Sin embargo, las primeras ocasiones llegaron de los jugadores albicelestes. Al minuto 7, Rodrigo de Paul disparó a puerta y Varane la desvió muy cerca del arco protegido por Hugo Lloris.

Argentina continuó con la seria intención de dominar y sobre todo que Messi comenzara a tomar el eje del partido.

De esa forma pudieron llegar en varias ocasiones. La más clara a través de Ángel Di María, a los 15 minutos. Poco después, Dembelé derribó en el área a Di María y en el minuto 23 Messi marcó el penalti con un disparo fuerte y ajustado.

Francia intentó reaccionar, pero la camiseta albiceleste parecía que se hubiera multiplicado en el campo. No parecían once jugadores sino 22.

Y entonces llegó el gol de Di María.

Y era tal el control argentino que, en un hecho inusual, el técnico francés hizo dos cambios antes de finalizar el primer tiempo para ver si lograba recuperar al menos una parte del juego.

El segundo tiempo comenzó casi con la misma tónica con el que había finalizado el primero: Argentina copando todos los espacios y Francia sin poder sacudirse del control de la albiceleste.

Francia se vio tan superada que incluso tuvo que sustituir a su mejor jugador en esta Copa del Mundo, Antoine Griezmann, para buscar alguna alternativa de ataque. Pero llegó la reacción de Francia y Mbappé en apenas dos minutos logró marcar dos goles, uno de penal y otro en una jugada colectiva que finalizó de forma brillante.

- Advertisement -

También podría gustarte