- Advertisement -

Asamblea decidirá el camino a seguir sobre el precio del Etanol

PRECIO. Los productores de caña de azúcar insisten en un incremento del precio del etanol y ante el fracaso de la negociación con el Gobierno, una asamblea decidirá el futuro de esta actividad.

Una asamblea nacional de cañeros que se realizará este viernes 24 de noviembre, decidirá el camino a seguir en la negociación con el Gobierno de un nuevo contrato de venta de etanol a YPFB a partir de enero del 2024.

Luego de la ruptura del diálogo con Gobierno el pasado martes por  la actitud dilatoria y la falta de una oferta oficial del precio para el nuevo contrato, los dirigentes han decidido poner en conocimiento sus bases la situación, informó Carlos Rojas delegado de la Unión de Cañeros Guabirá ante la Confederación Nacional de Cañeros de Bolivia (CONCABOL).

El Gobierno nacional, indirectamente rechazó la demanda de los cañeros de incrementar el precio del etanol porque le representaría al Estado un presupuesto adicional de 140 millones bolivianos.

NO HAY ACUERDO SOBRE NUEVO PRECIO DEL ETANOL

Recordemos que en diciembre de este año concluye la primera etapa del acuerdo para la provisión de etanol firmado el  2018 entre el Gobierno y los cañeros. En aquella oportunidad se definió que el precio del aditivo era de 0.69 dólares por litro, los cañeros pretenden mejorar ese precio en el rango de 0,79 centavos de dólar 

Rojas indicó que sienten que el Gobierno no ha mostrado interés en potenciar el proyecto del Etanol en el que el Estado no ha invertido un centavo y todo es una apuesta del sector cañero.

Además, el representante subrayó la importancia del aumento en el precio del etanol para el sector cañero, señalando que este impacta significativamente en la cadena económica, beneficiando a diversas actividades y generando ingresos para miles de familias. Enfatizó que la falta de un acuerdo formal deja en vilo a más de 50,000 personas que dependen directa o indirectamente de esta actividad.

EL GOBIERNO NO QUIERE AHORRAR DIVISAS

“Lamentablemente,  quieren seguir importando gasolina y no quieren comprarnos alcohol. Quieren seguir sacando los dólares fuera del país y no crear empleos. En esa parte nos sentimos totalmente decepcionados”, informó el dirigente.

Los cañeros observan que mientras el Gobierno importa el litro de gasolina a 8 bolivianos, durante cinco años a ellos les pagó 4.80 bolivianos por litro de etanol y ahora se niega a pagarles a 5.50 bolivianos.

El Gobierno nacional quiere mantener el precio del etanol, pero incrementar la demanda de 178 millones de litros a cerca a los 200 millones de litros para continuar con la política de los biocombustibles y reducir la subvención de los carburantes.

Source Marcelo Huanca Dorado