Bananeros en la incertidumbre por deudas y mercado argentino

GESTIONES.- El vicepresidente de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba solicita a la canciller Celinda Sosa realice gestiones ante su par de Argentina Diana Mondino para mantener ese mercado

Los productores de banano, piña y palmito en el Trópico de Cochabamba se encuentran en un estado de incertidumbre debido a la falta de contacto con las nuevas autoridades del gobierno argentino liderado por Javier Milei.

Rolando Morales, Vicepresidente de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), expresó su preocupación por la situación actual que enfrentan los bananeros de la región.

Señaló que, a pesar de que las exportaciones continúan, existe una deuda pendiente de 10 millones de dólares que aún no ha sido saldada. Destacó que esperan que el nuevo gobierno argentino honre los compromisos establecidos previamente con los productores bolivianos por la administración anterior.

EL 90% DE EXPORTACIONES DE BANANA VAN A LA ARGENTINA

El mercado argentino representa el 90% de las exportaciones de banana, piña y palmito, y aunque se ha continuado exportando con las autorizaciones otorgadas por el gobierno anterior, la nueva gestión no ha autorizado ninguna nueva exportación.

Morales subrayó la importancia de encontrar una solución, ya que, hasta el momento, las deudas de los compradores argentinos con Bolivia superan los 10 millones de dólares.

Explicó que hay dificultades para coordinar una reunión con las autoridades argentinas y resaltó la magnitud de la deuda, que afecta a 22,000 familias en los cinco municipios del trópico que dependen de la producción y exportación de banano. Advirtió sobre los posibles problemas si no se encuentra un compromiso y una voluntad de cumplir con los compromisos asumidos por el gobierno anterior.

PIDE AL GOBIERNO BOLIVIANO QUE REALICE GESTIONES

El dirigente agropecuario instó al gobierno boliviano a realizar esfuerzos supremos para preservar las relaciones comerciales beneficiosas entre Bolivia y Argentina.

Solicitó públicamente a la canciller de Bolivia, Celinda Sosa, que gestione una reunión con su homóloga argentina, Diana Mondino, para abordar la situación.

Hasta el momento, no han recibido respuesta, y Morales expresó su preocupación por la demora en la toma de medidas. Manifestó que el gobierno nacional tiene la obligación de apoyar y preservar la producción y el empleo, y confía en que en las próximas horas se obtenga una respuesta positiva.

Anticipó la posibilidad de una reunión entre cancilleres la próxima semana para buscar una solución a la deuda pendiente y garantizar la continuidad del mercado, vital para la economía de la región.

Source Marcelo Huanca Dorado