epa07692732 Barbwire and signs forbid the entrance of a restricted zone where the wall delimiting the border between the US and Mexico stretches into the Pacific Ocean next to San Diego, California, USA, 02 July 2019 (03 July 2019). On the Mexican side people are enjoying the beach up to against the wall when on the US side there is strict delimitation of a no man's land on an empty beach. Located in the International Friendship Park, it used to be a binational where the gate between the two countries would open on Mexican holiday 'Children's day' (2013, 2015 and 16) during which children and adults from pre-selected families divided by the border are allowed to meet and embrace briefly. However, the new San Diego Border Patrol Sector chief Rodney Scott announced in April of 2018 that the door opening event would no longer be allowed to take place, the doors are then shut since November 2017. EPA/ETIENNE LAURENT ATTENTION: This Image is part of a PHOTO SET

Biden apuesta por política migratoria más “humana”

NUEVO. Giro notorio en la política migratoria de Estados Unidos. Una imagen de la frontera de Texas en los tiempos de Donald Trump

Joe Biden hipoteca el primer éxito legislativo de su presidencia con la aprobación por parte del Senado del colosal plan de ayuda Covid por 1,9 billones de dólares, una bazuca indispensable para la reactivación de la economía ya en recuperación.

Pagos directos de subsidios de 1.400 dólares a los ciudadanos en más dificultades, extensión hasta setiembre de pagos por desocupación, fondos por 350 mil millones de dólares a los estados y entes locales, financiamientos para la distribución de vacunas, son algunas de las medidas incluidas en este mega plan de ayuda.

Pero está en crisis la frontera con México, donde en febrero fueron arrestados casi 100.000 inmigrantes, el número más alto en este mes desde 2006 en Estados Unidos.

Los agentes detuvieron a 4.500 migrantes que atravesaban el confín en un solo día el miércoles pasado. Una señal de que los ingresos ilegales podrían continuar y aumentar en marzo.

Una nueva oleada migratoria alimentada probablemente por el giro «aperturista» del presidente, a contramano de las políticas restrictivas de Donald Trump, pero que ahora tiene que administrar una verdadera y propia emergencia.

Tanto que hubo pensado un plan para transformar un par de centros de detención en puntos de acceso e inspecciones en estilo Ellis Island, la histórica isla en Nueva York que fue por décadas la principal puerta de ingreso de los migrantes, italianos incluidos, a Estados Unidos. En esa época eran días de controles.

Biden, en cambio, pretende liberar a las familias en no más de 72 horas de su llegada a Estados Unidos, un cambio radical respecto de las Administraciones de Obama y Trump, cuando los niños mostraban síntomas de depresión y traumas luego de transcurrir períodos de detención con sus padres.

También podría gustarte