Biodiésel en Bolivia: Genera desafíos y dudas en su Producción

BIODIÉSEL.- El investigador Gonzalo Colque de Fundación Tierra señaló la producción de biodiésel inicialmente dependerá casi totalmente de la soya, porque las otras fuentes como la Palma Africana ni siquiera han sido sembradas.

La reciente inauguración de una planta de biodiésel en Bolivia, con una capacidad de producción de 1.500 barriles, ha suscitado tanto expectativas como interrogantes en el panorama energético del país. Según Gonzalo Colque, investigador de la Fundación Tierra, esta producción apenas representa un 3% de la demanda diaria de diésel, que alcanza los 45 mil barriles. Colque critica el proyecto, calificándolo como una “cortina de humo”, ya que depende en gran medida de la soya, un cultivo altamente demandado en el mercado internacional. El acceso a la soya boliviana implica pagar un precio igual o superior al del mercado internacional, lo que plantea serias dudas sobre la viabilidad económica del proyecto. Además, la capacidad de producción actual está muy por debajo de la demanda, alcanzando apenas un 3%.

NO HAY PALMA ACEITERA EN PRODUCCIÓN

La propuesta de utilizar la palma africana como materia prima alternativa también genera preocupaciones. Aunque se han iniciado plantaciones en el norte paceño, aún no han alcanzado la capacidad productiva necesaria. Varios sectores de la región amazónica temen los posibles impactos ambientales negativos de esta iniciativa. La viabilidad técnica también es cuestionada, ya que no todos los tipos de aceite son adecuados para mezclar con el diésel. La falta de estudios técnicos sólidos en el país plantea interrogantes sobre la posibilidad de producir biodiésel a escala comercial.

¿YPFB PODRÁ PAGAR A LOS PRODUCTORES MÁS QUE LA INDUSTRIA OLEAGINOSA?

En términos económicos, los productores de soya se preguntan si YPFB pagará un precio justo por la materia prima. La soya y sus derivados representan una parte significativa de los costos de producción, y el precio internacional del aceite crudo está por encima de los mil dólares por tonelada. Además, el país enfrenta dificultades financieras, con préstamos externos que comprometen su capacidad de pago y liquidez.

La reciente disminución en las exportaciones de soya y sus derivados también plantea desafíos adicionales. La producción de biodiésel en Bolivia enfrenta numerosos obstáculos, desde la viabilidad económica hasta los desafíos técnicos y ambientales. Se necesitan estudios más exhaustivos y una estrategia integral para garantizar su éxito a largo plazo.

Source Marcelo Huanca Dorado