Bolivia enfrenta una grave crisis de insolvencia y sin alternativas

El economista Joshua Bellott destacó la gravedad de la situación económica en Bolivia, señalando que las palabras del presidente Luis Arce sobre la escasez de gas natural implican una crisis de insolvencia. Bellott enfatizó que el gas es la principal fuente de ingresos del país y su falta indica una crisis financiera profunda.

Bellott atribuyó esta crisis al modelo económico y político instaurado desde 2006, señalando que el gasto excesivo y la falta de inversión han llevado al agotamiento de los recursos. Afirmó que este modelo ha beneficiado solo a unos pocos en el poder, mientras que la mayoría de los bolivianos sufre las consecuencias.

El economista instó a un cambio radical en la estructura económica y política del país, con un enfoque en la generación de empleo y valor para toda la población. Advirtió que continuar con el mismo modelo solo empeorará la situación y llamó a un compromiso real con el bienestar de todos los ciudadanos.