Bolivia gastó $us1000 millones en 12 proyectos gasíferos fracasados

EXPLORACIÓN.- El analista en gas y petróleo Fernando Rodríguez señaló Bolivia gastó más de  $us 1000 millones en 12 proyecto gasíferos sin resultado positivo en Tarija, Cochabamba, Chuquisaca y Santa Cruz

El departamento de Tarija enfrenta un duro revés en su búsqueda de gas, con el fracaso de la esperanza de perforación en lo que se denominaba el «astillero». El analista en gas y petróleo, Fernando Rodríguez, lamenta el resultado de esta perforación, que estaba siendo llevada a cabo por Yacimientos en Tarija. El proyecto, desafortunadamente, ha resultado en un abandono, lo que implica el desmontaje del equipo utilizado.

12 PROYECTOS EXPLORATORIOS SIN RESULTADO POSITIVO

Este fracaso se suma a una serie de reveses en el sector, con un total de 12 proyectos gasíferos de perforación que no han alcanzado sus objetivos. Estos proyectos abarcaban áreas en Cochabamba, Chuquisaca y Santa Cruz, sumando un total de ocho intentos en este último departamento. El costo de estos proyectos fallidos se estima en alrededor de 1.000.000.000 de dólares.

La pérdida económica y los esfuerzos infructuosos no se limitan a Tarija, sino que se extienden a otras regiones como La Paz, Chuquisaca y Santa Cruz. En el caso específico del departamento de Tarija, se calcula que se han perdido alrededor de 770 millones de dólares en proyectos de esperanza en la búsqueda de gas y petróleo.

Fernando Rodríguez destaca la magnitud de estas pérdidas y señala la necesidad de replantearse las estrategias de exploración en el sector. Aunque se mencionan intentos futuros, se reconoce que estos enfrentarán desafíos considerables dada la magnitud de las pérdidas y la complejidad del entorno petrolero y gasífero en Bolivia.

ASTILLERO RESULTO SECO

El ex director de hidrocarburos de la Gobernación de Tarija Freddy Castrillo respecto al campo Astillero, indicó que lamentablemente en ese pozo no se encontró los hidrocarburos esperados

Manifestó que esto es el resultado del fracaso de la política hidrocarburífera del Estado, de hace 20 años, no haber tenido una estrategia exploratoria paralela a la explotación de los hidrocarburos y su comercialización.  “La conclusión a la que hemos llegado es que el pozo resultó seco”, apuntó

Otro aspecto negativo es que al año la producción será menor, con menos posibilidades de exportar y solo atender la demanda interna, hasta el 2029 las condiciones de exportar serán mínimas, cada año la producción de hidrocarburos cae entre 7 y 10%, afirmó.