Campaña de “Verano 2023” supeditada a las Lluvias y al diésel

PRODUCCIÓN.- El gerente general de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Edilberto Osinaga señaló que la siembra de la campaña de verano arrancó con al menos 15 días de retraso y ahora esperan que hayan más lluvias y diésel 

El sector agrícola de Santa Cruz se ha puesto en movimiento con las recientes precipitaciones que han abarcado prácticamente todas las zonas productivas. Aunque la intensidad varía, ha sido lo bastante significativa para marcar el inicio de la destacada Campaña de Verano, considerada la más extensa del año.

La Asociación de Productores de Oleaginosas (ANAPO) tiene proyectada una extensa superficie para esta campaña, abarcando 1,214,000 hectáreas de soya, junto con 160,000 hectáreas de maíz y sorgo, sumando un total de 1,374,000 hectáreas para la temporada 2023-2024.

Edilberto Osinaga, gerente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), señaló que la campaña comenzó con un retraso de al menos 15 días debido a la escasez de humedad. Usualmente, el período más crucial va desde el 15 de noviembre hasta el 15 de diciembre. Este retraso podría ocasionar una saturación en el uso de maquinaria durante diciembre, ya que muchos buscarán utilizar los servicios simultáneamente, generando posibles inconvenientes.

LA CAMPAÑA DEPENDERÁ DE LAS LLUVIAS Y EL DIÉSEL

Osinaga subrayó la dependencia crítica de la Campaña de Verano 2023-2024 de las lluvias, requiriendo que sean uniformes y sostenidas, además de la provisión oportuna de diésel. Aunque actualmente existe la humedad suficiente para dar inicio a la campaña, se estima que se necesitarán entre 400 y 500 milímetros adicionales hasta la cosecha de la soya, el cultivo estrella de esta temporada.

En relación con las lluvias, Luis Alberto Alpire, del programa “El Señor del Clima”, anticipó que se espera lluvia para diciembre, aunque no serán intensas y serán menos frecuentes, especialmente en la zona este, donde se concentra la mayor extensión de los cultivos de verano. Alpire mencionó que, a pesar de la programación inicial de una lluvia intensa el lunes pasado, esta finalmente se disipó. Las lluvias, que se extendieron por todo el departamento, y particularmente en el este, han proporcionado la cantidad adecuada de humedad, asegurando condiciones propicias para dar inicio a la siembra del ciclo agrícola más crucial.

Source Marcelo Huanca Dorado