Campesinos alertan sobre posible intervención militar

DENUNCIA. El dirigente campesino Ponciano anunció que los bloqueos continuarán hasta que el TCP se retracte de su fallo y se respete la elección de nuevos magistrados, conforme a la Constitución Política del Estado.

Los campesinos de Santa Cruz mantienen sus bloqueos en las principales carreteras del departamento, en protesta por el fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) que reconoce a los magistrados prorrogados en sus funciones. El ejecutivo de los campesinos, Ponciano Santos, denunció que el gobierno prepara una intervención policial y militar para desbloquear las vías, y responsabilizó al presidente Luis Arce y al vicepresidente David Choquehuanca por cualquier hecho de violencia que pueda ocurrir.

Santos afirmó que el TCP está usurpando funciones al dictar este fallo, que considera ilegal e inconstitucional, y que atenta contra la independencia judicial y la democracia. Asimismo, acusó al gobierno de querer imponer su criterio y desconocer la voluntad popular expresada en las elecciones judiciales , donde la mayoría de los candidatos fueron rechazados por el voto nulo y blanco.

El dirigente campesino anunció que los bloqueos continuarán hasta que el TCP se retracte de su fallo y se respete la elección de nuevos magistrados, conforme a la Constitución Política del Estado. También exigió al gobierno que dialogue con los sectores movilizados y que no recurra a la represión ni a la militarización. «No tenemos miedo, estamos dispuestos a defender nuestros derechos y nuestra democracia», declaró.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, confirmó que existe una orden judicial para despejar las carreteras bloqueadas, y que las fuerzas del orden actuarán en cumplimiento de la ley. Sin embargo, dijo que se priorizará el diálogo y la búsqueda de soluciones pacíficas, y que se respetará el derecho a la protesta siempre y cuando no afecte el derecho a la libre circulación de las personas y las mercancías.

El conflicto por los magistrados prorrogados se ha extendido por varias regiones del país, generando tensión y enfrentamientos entre los manifestantes y las autoridades.