- Advertisement -

Campesinos: “ No habrá carnaval sino hay justicia”

JUDICIALES. El conflicto judicial se ha convertido en un dolor de cabeza para el gobierno de Arce, que ha intentado mediar entre los poderes del Estado sin lograr un consenso. El oficialismo ha propuesto una reforma constitucional para ampliar el mandato de los magistrados hasta que se elijan a los nuevos.

El líder de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Ponciano Santos, lanzó un ultimátum al gobierno de Luis Arce para que solucione el conflicto judicial que mantiene en vilo al país. Santos calificó de “corruptos y mañudos” a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) que se han prorrogado en sus cargos más allá del plazo legal.

Santos cuestionó la última resolución del TCP que ordenó a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) que elija a los nuevos magistrados mediante una convocatoria pública y no por designación directa como pretendía el oficialismo. Asimismo, exigió al fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, que aprehenda a los magistrados prorrogados por violar la Constitución Política del Estado (CPE).

El dirigente campesino advirtió que si hoy no se resuelve el conflicto judicial, los afiliados a la CSUTCB iniciarán bloqueos de carreteras en todo el territorio nacional y no permitirán que se celebre el Carnaval. “No habrá Carnaval en el país si no hay justicia”, sentenció Santos, quien responsabilizó al presidente Arce, al vicepresidente David Choquehuanca, al ministro de Justicia, Iván Lima, y al diputado del MAS, Héctor Arce, de lo que pueda ocurrir.

La postura de Santos se suma a la de otras organizaciones sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) que han expresado su rechazo a la prórroga de los magistrados y han exigido su renuncia inmediata. Entre ellas se encuentran la Central Obrera Boliviana (COB), la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve), la Confederación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa y el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq).