Cancillería pide a EEUU no “intromisión en asuntos internos”

El Ministerio de Relaciones Exteriores, convocó ayer a la Encargada de Negocios de Estados Unidos, Debra Hevia, con el fin de hacerle conocer la preocupación y determinar un reclamo sobre una serie de pronunciamientos y “acciones que se realizaron por parte del personal de la Embajada de Estados Unidos, que se consideran como una intromisión en asuntos internos”.

El hecho fue informado ayer, mediante un comunicado expuesto desde el despacho de la Canciller Celinda Sosa.

La Cancillería expresó – sin dar mayor información con relación al incidente ocurrido con personal de dicha sede diplomática – que desde esta cartera de Estado se promueve una política exterior basada en los principios de igualdad, no injerencia y respeto a la soberanía, en el marco de las normas del derecho internacional, que norman las relaciones diplomáticas.

“En esta línea, rechaza cualquier tipo de acción que promueva la injerencia en nuestro país”, finaliza el pronunciamiento.

El reclamo fue dirigido a Debra Hevia, quien es diplomática de carrera del Servicio Exterior de Estados Unidos en grado superior, con rango de Ministra Consejera y que actualmente es Encargada de Negocios de Estados Unidos en Bolivia.

Bolivia y Estados Unidos no guardan relaciones diplomáticas a nivel de embajadores plenipotenciarios desde 2008, cuando el otrora presidente Evo Morales expulsó a Philip Goldberg, que era el principal diplomático estadounidense en nuestro país; no obstante, todavía conserva las relaciones a nivel de Encargados de Negocios.