Carlos Aragonés: “El fútbol boliviano es una mafia”

POLÉMICA . Carlos Aragonés, director deportivo de Ciudad Nueva Santa Cruz, reveló que árbitros en actividad y exárbitros lo llamaron para advertirle que el partido ante San Antonio de Bulo Bulo, por la Copa Simón Bolívar, ya estaba arreglado. Un penal inexistente es lo más cuestionado.

“El fútbol boliviano es una mafia”. Esas fueron las declaraciones del director deportivo de Ciudad Nueva Santa Cruz, Carlos Aragonés, luego de que su club fue eliminado el domingo en las semifinales de la Copa Simón Bolívar, a manos de San Antonio de Bulo Bulo.

Aragonés quedó muy molestó y al borde las lágrimas luego del arbitraje de Jorge Justiniano que, a su criterio, favoreció al equipo cochabambino. El resultado final del partido fue de 5 a 2 a favor de San Antonio.

El partido lo comenzó ganando el equipo cruceño, pero el cobro de un penal inexistente para el empate del equipo cochabambino, influyó en el partido. En la jugada del penal claramente se ve que quien van a cometer la falta es el jugador de San Antonio, pero el árbitro que estaba muy cerca y sin que nadie lo tape decide cobrar la pena máxima.

En otra jugada polémica Justiniano expulsa a un jugador de Ciudad Nueva Santa Cruz, pero fue el jugador de San Antonio el que fue con fuerza al choque.

La paridad para el equipo cochabambino llegó gracias a otra falta no cobrada a favor del equipo cruceño. En el centro del campo un jugador cochabambino cometió una falta, pero el árbitro no cobró nada. Los jugadores del elenco cochabambino aprovecharon para atacar y se ganaron un tiro libre para empatar el partido 2 a 2.

“Estoy hasta sin palabras, nos han robado de una forma asquerosa. Yo creo que el fútbol boliviano tiene que cambiar y si no cambia vamos a seguir en lo mismo”, afirmó Aragonés al finalizar el partido en el campo de juego.

El extécnico de la selección boliviana dijo que en la previa todos decían que habían nombrado al árbitro Jorge Justiniano a propósito, un árbitro que estuvo castigado ocho meses y que desde el primer minuto estuvo en contra de Ciudad Nueva Santa Cruz.

Aragonés señaló que Justiniano aprovechó que no hubo transmisión en directo para hacer lo que quiso en el partido. A riesgo de que lo castiguen de por vida, Aragonés dijo que el árbitro es un vendido.

Un día después Aragonés reveló que dos días antes del partido lo llamaron árbitros en actividad y exárbitros para pedirle que tenga cuidado porque el partido estaba arreglado. También le indicaron que a José Jordán lo nombraron inspector de árbitros del partido para controlar a Justiniano que cumpla las órdenes que se le ha dado, órdenes de perjudicar a Nueva Santa Cruz.

Source Ronald Pérez