- Advertisement -

Carnes bajan de precio, el queso y huevo siguen elevados

PRECIOS. Los precios de los principales productos de la canasta familiar en el mercado antiguo Abasto muestran baja y subida en algunos casos. Las carnes de cerdo y pollo bajaron el precio, la de res se mantiene. El queso y huevo sin variación, mientras que las verduras y hortalizas la mayoría estabilizó su precio bajo.

Pasada las fiestas de fin de año, los precios de los principales productos de la canasta familiar descienden, sobre todo en carnes que incrementan la demanda por la época. En un recorrido por el mercado Abasto antiguo constatamos que el kilo de carne de pollo descendió de BS 11, el mairaneño a Bs 01 en los últimos dos días y el Sofía de Bs12 a Bs 11, el kilo.

Mientras que la carne de cerdo que en diciembre el kilo incrementó hasta Bs 30 dependiendo el corte bajó a Bs 23 en el centro de abasto. La carne de res mantiene sus precios desde hace varios años, oscilando entre Bs 36 y Bs 40 el kilo de primera, de segunda Bs 30 y Bs 32, el hueso entre Bs 10 y 12.

Otro producto que registró una baja es el kilo de queso, el fin de semana estaba en Bs 28 y ayer en Bs 26.

En tanto, el huevo de primera mantiene las 100 unidades en Bs 85, el maple de 30 unidades en Bs 27. El huevo de segunda en Bs 80 y el maple en Bs 26.

En el caso de las verduras hay variación en hortalizas y tubérculos, manteniendo la papa su precio elevado en relación al mismo periodo del año pasado, debido a la sequía prolongada, aseguran los productores. Por ejemplo la papa harinosa la arroba está en Bs 75 y la holandesa en Bs 60 la arroba en el mercado minoristas Abasto. La yuca bajó en 10 bolivianos la arroba, es decir de Bs 40 a 30.

 Las hortalizas que incrementaron precio son el locoto, la achojcha, el pimentón y el escariote; mientras que el tomate, la cebolla, la berenjena, la remolacha, vainita y lechuga bajaron de precio.

Según el presidente de la Asociacion de Productores de hortalizas y frutas (Asofruth), Noé Morón las verduras y frutas que están con precios altos es producto de la falta de lluvia en periodo de floración, que generó malas cosechas y pérdidas económicas para el productor.

“Una fuerte sequía atravesó Cochabamba, donde no llovió casi seis meses. Recién está lloviendo, y una producción para normalizar todo se necesita 90 días”, sostuvo Morón.

Espera que los precios de frutas y verduras se regularicen, o en todo caso bajen, en un plazo de 90 días esperando que la producción llegue a los centros de abasto.

“2023 fue un año tremendo. Un año muy malo. En los valles cruceños se secaron ríos, arroyos y solo cosechamos los que teníamos pozo perforado o la represa de Mairana”, agregó el presidente de los de Fruticultores y Horticultores.

Source Patricia Canido Aroni