Cementeras cerrarán el 2023 con récord en producción

PRODUCCIÓN. La producción cementera en Santa Cruz va de la mano con el desarrollo regional. Las dos industrias de Clinker, Itacamba  y Soboce, cerrarán con producción récord el 2023, gracias a las inversiones y programas de sostenibilidad.

La producción cementera en el departamento de Santa Cruz crece al igual que otros sectores productivos de la mano del desarrollo de la región, por ello las industrias Itacamba y Soboce apuestan por aplicar nuevas tecnologías que permitan una producción amigable con el medio ambiente.

La industria cementera Itacamba asentada en la localidad de Yacuses en el departamento de Santa Cruz, que lleva 30 años en el mercado tiene liderazgo en el mercado local aunque está presente en todo el país. Su gerente general, Marcelo Morales explica que el 2023 cerrará con 10% más en producción de cemento en relación al año anterior, es decir 60.000 toneladas, gracias a la moderna tecnología utilizada en la planta Integral de Cemento del Oriente Boliviano.

Morales agrega que la industria tiene su propia Hoja de Ruta rumbo al 2030 enfocada en siete pilares que establecen indicadores y acciones concretas para garantizar la sostenibilidad en la industria: ética; salud y seguridad; energía y cambio climático; eficiencia operacional; medio ambiente y naturaleza; economía circular y responsabilidad social.

“Itacamba está comprometida con la eficiencia energética. Nuestro proyecto en la planta de Yacuses demandó una importante inversión enfocada principalmente en mejorar el desempeño de la molienda de cemento y nos permitió, en un corto plazo, la reducción de consumo energético de 1,5 kwh/t de cemento producido y una reducción de 0,30% de CO2 en las emisiones globales, a tan solo 5 meses de la implementación”, explicó.

Por este plan de sostenibilidad y eficiencia energética, Itacamba recibió el Sello de Sostenibilidad, otorgado por la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz en alianza con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD),

En tanto la Planta Warnes de la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce) proyecta cerrar el 2023 con una producción de 450 mil toneladas (t) en comparación a las 430 mil registradas en la gestión 2022. Actualmente la capacidad de los dos silos de almacenamiento, que son los más grandes del país, es de 2 mil toneladas para cada uno.

La cementera con 98 años de vida y rumbo a su primer centenario en 2025 desarrolla su plan de inversiones desde el 2017 a la fecha, ascienden a $us 150 millones. En la planta de Warnes se invirtieron cerca de $us 25 millones en tecnología de punta, de las mejores en Latinoamérica, explica Francisco Shwrtshik, CEO de la empresa.

En sus plantas industriales, Soboce proyecta una producción aproximada de 1.750.000 toneladas de cemento. Santa Cruz consume el 30% de la producción total, representando el 37% del mercado nacional esta región.

Source Patricia Canido Aroni