Centro ayuda a rehabilitarse sin costo a niños y jóvenes

TERAPIAS . Niños y jóvenes asisten al Centro Terapéutico de Rehabilitación en busca de una mejor calidad de vida. El Centro es dependiente de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra y brinda fisioterapia y terapias psicológicas gratuitas. Se atiende en un turno.

COMPLEMENTO . Los padres de familia acompañan a los niños en las terapias de rehabilitación.

Con la atención a cerca de 600 personas, el Centro Terapéutico de Rehabilitación, dependiente de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra, brinda ayuda gratuita a niños, jóvenes y adultos. El centro está ubicado en el distrito 9.

Lo que empezó como un trabajo a puro corazón, con un equipo de voluntarios, hoy ya cuenta con 22 trabajadores con contrato que acogen cada día a personas con autismo, con Síndrome de Down o con alguna discapacidad motriz.

Eliana Montoya es asidua visitante del centro porque tiene que llevar a su hija Eva Juliana, de 14 años. La adolescente llegó al mundo sin ninguna discapacidad, pero a los 7 años se le detectó un tumor en el cerebro que la obligó a pasar por el quirófano. 

Después de la cirugía Eva Juliana tuvo secuelas que la obligaban a realizar fisioterapia, pero antes tenía que hacer quimioterapias para superar por completo el tumor agresivo.

“Son tratamientos fuertes y el cuerpo no le daba, había días que estaba mal, entonces ella recién empezó su terapia de rehabilitación casi como al año de la operación, pero tampoco era constante por las quimio”, relató su madre.

La mamá de Eva Juliana indicó que con las sesiones de fisioterapia se ve una mejoría, pero le dijeron que su hija también va a necesitar terapia psicológica.

“Ahora yo le dije a mi hija al subir la grada, porque siempre necesita ayuda para caminar, le dije te veo más firme, más guapa, más enérgica”, afirmó Eliana Montoya.

Roxana Pizarro, encargada administrativa del Centro, indicó que actualmente otra personas que asiste a realizar fisioterapia es Luciano Chávez, quien tiene 15 años, pero tiene la estatura de uno de 6.

Luciano llegó al centro llevado por su abuelita. Necesitaba un trasplante de riñón, su madre estaba dispuesta a donar su riñón, pero como tuvo otros hijos ya no pudo. Eso llevó a una depresión a Luciano que incluso hizo que rechace hacer diálisis.

Fue entonces que los profesionales del centro terapéutico entraron en acción, en principio con ayuda psicológica para que acepte un trasplante, ya que ahora su tía está dispuesta a ser donante de riñón.

La ayuda del centro no solo se limita a las sesiones de fisioterapia, sino que también tratan de cooperar en la organización de rifas para recaudar recursos que sirvan para pagar análisis de compatibilidad de donante. La Fundación Filantropía apoya al adolescente.

Pizarro contó que actualmente son cerca de 65 terapias las que realizan a diario en el Centro. La mayoría de personas que asisten son niños con autismo y Síndrome de Down.

En el centro se tienen habilitadas las áreas de psicología, psicopedagogía, fisioterapia, estimulación temprana y terapias ocupacionales. Falta habilitar el arterapia, musicoterapia y la parte de adaptación a la vida diaria.

Por falta de equipamiento tampoco está habilitada la hidroterapia, mecanoterapia y electroterapia.

“La idea dentro del proyecto no solo es brindarle la terapia al niño, sino también a su familia porque como sabemos que al tener un problema de discapacidad, la familia se compromete y no tiene la posibilidad de ir a un trabajo normal”, expresó Roxana Pizarro.

En palabras sencillas se busca que mientras el niño está haciendo fisioterapia, el papá o mamá sea parte de un taller de costura, panadería o algún otro oficio.

SE DEBE CONOCER LA EDAD MOTORA

Noelia Damián, fisioterapeuta, indicó que para que una persona sea admitida por el Centro, es importante primero conocer su edad motora, es decir si por ejemplo el niño no gatea y tiene cinco años. En función a la edad motora se programan los ejercicios correspondientes.

Entre los ejercicios, por ejemplo, primero están los movimientos articulares, disociaciones articulares, fortalecimiento de tronco, pelvis, estimulación cervical, todos esos ejercicios dependiendo de la edad motora.

“Por ejemplo hay niños que no dan vueltas, que se quedan ahí quietos en su lugar, entonces ahí estimulados  semirulido, rulido completo y control cervical que estaría en la edad motora de tres meses”, explicó la fisioterapeuta.

SE VIVEN MOMENTOS DUROS

El psicólogo Raúl Vaca Pereyra, señaló que en el trabajo diario en el Centro se viven momentos muy duros porque asisten niños que están pasando por situaciones muy difíciles y se hace complicado decirles a los padres la realidad para que no se creen falsas expectativas.

Entre las anécdotas que ha vivido en su trabajo, Vaca Pereyra contó que una vez estaba trabajando con un niño autista y el niño hizo sus necesidades fisiológicas en plena sesión en la oficina del psicólogo. Esto pasó cuando la madre salió a comprar algo, entonces el Vaca Pereyra no sabía qué hacer mientras el niño brincaba de un lado a otro manchando la oficina.

“Es pesado el trabajo, cansador, pero también satisfactorio, tengo un muy buen equipo de trabajo, médicos y psicólogos”, afirmó Vaca Pereyra.

Actualmente el horario de atención en el Centro es de 8:00 a 14:00. La línea 60 pasa a una cuadra del Centro, que se encuentra ubicado en la calle Ignacio de león, al lado del colegio María de Matías.

También podría gustarte