BENEFICIO . Los jóvenes privados de libertad no ocultaron su satisfacción por el logro conseguido.

Centro de Reintegración Social gradúa a 117 adolescentes

LOGRO .  Un grupo de 117 adolescentes privados de libertad se graduaron en diversas carreras técnicas y otro grupo de 10 logró culminar el bachillerato. Es la sexta promoción del Centro Educativo Alternativo (CEA) Amboró. Esperan conseguir trabajo después.

BENEFICIO . Los jóvenes privados de libertad no ocultaron su satisfacción por el logro conseguido.

En un pequeño pero significativo acto, el Centro de Orientación y Reintegración Social (Cenvicruz) dependiente de la Gobernación de Santa Cruz, graduó a 117 adolescentes privados de libertad en diferentes carreras técnicas, y otros 10 como bachilleres.

En un ambiente festivo, el acto se desarrolló en presencia de sus familiares y autoridades de la Gobernación, quienes destacaron la importancia de la educación como un instrumento para que puedan salir adelante y avanzar en la vida.

Pedro Becerra, director de Cenvicruz, señaló que los jóvenes se graduaron en cuatro carreras técnicas: tejido artesanal, carpintería, agropecuaria y electricidad domiciliaria.

Mientras que los otros 10 adolescentes bachilleres se graduaron a través del Centro Educativo Alternativo (CEA) Amboró, que funciona en instalaciones de Cenvicruz, como actividad socioeducativa, para que los adolescentes puedan formarse y concluir la primera etapa de sus estudios.  

“Como siempre Cenvicruz, la Gobernación y nuestro gobernador Luis Fernando Camacho, apoyando a la juventud, dándole opciones para que cuando ellos salgan (Cenvicruz) puedan trabajar y estudiar lo que necesiten” afirmó Becerra.

En la oportunidad, los graduados y sus familiares agradecieron a los educadores por su paciencia y apoyo para poder vencer todos los obstáculos. La Gobernación continuará apoyando para que otras personas puedan superarse.

- Advertisement -

También podría gustarte