Choque entre Roma y París por los migrantes

La «legalidad» es el sello del gobierno de centroderecha. Y aquello que pide Italia en el manejo de los migrantes no es otra cosa que el «restablecimiento de la legalidad».

Y también porque a bordo de «estas naves» ONG «no hay náufragos, sino migrantes», expresa Giorgia Meloni, repitiendo, no obstante la opinión de Francia, que «el gobierno italiano está respetando todas las convenciones internacionales».

La meta final de la nave Ocean Viking, que está navegando lentamente frente a

Cerdeña hacia la zona Sar francesa en espera de una solución definitiva, no es más que la punta surgida de un problema más amplio, sobre el cual Italia no tiene intención de dar un paso atrás. Aunque subió la tensión entre Roma y París, pulsando el incidente diplomático después de un primer vía libre, por parte de fuentes gubernamentales francesas, a favor del arribo de la nave a Marsella.

- Advertisement -

Fuente ANSA
También podría gustarte