CIDH preocupada por el número de investigaciones sin avances

CONCLUSIÓN. El primer informe de la CIDH respecto al seguimiento en el cumplimiento de las recomendaciones del GIEI se conoció ayer. Según Lima, de las 15 recomendaciones que se evaluaron, dos fueron de cumplimiento total, tres parcial sustancial, nueve parcial y una pendiente.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó su primer informe de la Mesa de Seguimiento a la Implementación de las Recomendaciones del GIEI Bolivia (MESEG), en el que concluye su “especial preocupación” por el elevado número de investigaciones que se reportan sin avances, en relación a los casos producto de la crisis política de 2019.

“A partir del seguimiento de las recomendaciones realizados en este informe, continúa siendo de especial preocupación para la Comisión el elevado número de investigaciones que se reportan sin avances. Al respecto, la CIDH recuerda que es fundamental la coordinación y compromiso de las Fiscalías para trabajar con todas las instituciones en el marco de sus competencias, y lograr impulsar los procesos y garantizar el acceso a la justicia”, se lee en el documento.

La MESEG se instaló del 22 de marzo del 2022 al 22 de marzo de 2023, la CIDH con base en el trabajo de esa instancia emitió el primer informe de seguimiento que tiene como objetivo conocer el estado de cumplimiento de las recomendaciones del Informe del GIEI. En particular de aquellas recomendaciones priorizadas, de manera dialogada entre la CIDH y el Estado Plurinacional de Bolivia, en el Plan de Trabajo para este primer año de trabajo (sobre reparaciones e investigaciones).

Considera que para que se reporten avances sustantivos en el cumplimiento de las recomendaciones, es importante reforzar los esfuerzos estatales para “romper el ciclo de impunidad” para lograr una efectiva prevención, investigación, procesamiento y sanción de los responsables de violaciones de derechos humanos.

Asimismo, la Comisión también expresó su preocupación por el “contexto de persecución y amedrentamiento” en contra de algunas víctimas en el marco de los procesos penales seguidos, así como la continuidad en la estigmatización y falta de adopción de medidas para restituir la honra y dignidad de las víctimas expuestas públicamente como responsables de actos delictivos.

Al respecto, insiste que “preocupa particularmente la información conforme a la cual este tipo de criminalización se habría dado sin garantizar la presunción de inocencia de estas personas y sin remediar el hecho de que actualmente permanecen con antecedentes de distintos tipos, dificultando que puedan continuar con su proyecto de vida”.

La CIDH reitera al Estado boliviano la necesidad que existe en el cumplimiento efectivo de las recomendaciones del Informe Final del GIEI presentado en 2021. Además, señala que persisten los desafíos en la implementación de una Política Nacional de Reparaciones y en materia de institucionalidad en derechos humanos.

En las conclusiones también se lee que la CIDH reconoce los esfuerzos y medidas estatales orientadas al cumplimiento de las recomendaciones; asimismo, la CIDH valora de manera positiva la disposición expresada por el Estado mediante sus observaciones a la versión preliminar de este informe para acoger y adoptar medidas de cumplimiento de estas recomendaciones.

La Comisión identifica que el Estado Plurinacional de Bolivia ha adoptado medidas sustantivas de cumplimiento, por ejemplo, para fortalecer la institucionalidad e independencia del Mecanismo Nacional de la Prevención contra la Tortura. Asimismo, se han derogado las normas de amnistía en casos de graves violaciones a derechos humanos identificados por el Informe del GIEI.

El ministro de Justicia, Iván Lima, calificó este informe de “positivo” para el Estado boliviano, ya que de las 15 recomendaciones que se evaluaron, dos fueron de cumplimiento total, tres de cumplimiento parcial sustancial, nueve de cumplimiento parcial y una pendiente de cumplimiento.

En 2021, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó su informe sobre sus indagaciones acerca de la vulneración de derechos durante la crisis de 2019.

Source ANF