CIDH ve “escaso avance” de Bolivia en informe del GIEI

INFORME .- El relator del organismo multilateral cuantificó cuatro de 36 recomendaciones que “se han cumplido cabalmente”, con relación al informe presentado en 2021.

El relator de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para Bolivia, José Luis Caballero, presentó un primer informe sobre el cumplimiento a las recomendaciones realizadas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

“De las 36 recomendaciones, cuatro de ellas se han cumplido cabalmente. Es decir: la creación del mecanismo internacional que tenemos de la mesa de seguimiento; se ha presentado el plan de reparaciones; hubo un foro sobre racismo y perspectiva de género; y hubo un avance para dejar sin efecto las normas sobre prescriptibilidad o amnistía sobre violaciones graves a los derechos humanos”, enfatizó.

En su informe, Caballero manifiesta que solamente cuatro de 36 recomendaciones “se han cumplido cabalmente”; por lo que “ve un escaso avance” con relación a las investigaciones de la crisis poselectoral generada en 2019, luego de los comicios presidenciales de ese año.

“Este informe que presentamos da cuenta del compromiso de la Comisión con las víctimas y de la vulneración a sus derechos humanos. (…) Hay cuatro (recomendaciones) que se han cumplido cabalmente. (…) La Comisión valora el compromiso y los avances del Estado paras cumplir las recomendaciones emitidas por el GIEI en Bolivia el 2021”, dijo Caballero a los medios de prensa.

El comisionado llegó a Bolivia, para trabajar en el marco del seguimiento al cumplimiento de las recomendaciones realizadas por el GIEI. La CIDH se queda hasta hoy en el país.

Durante su estadía, el comisionado se reunirá con distintos actores de la sociedad e institucionales del Estado, para dar seguimiento al informe presentado por el GIEI a finales de 2021.

El 2021, el GIEI, grupo conformado por personeros de la CIDH, emitió un informe en el que evidenciaba que se cometieron masacres y “ejecuciones sumarias” en las zonas de Senkata (El Alto), Sacaba (Cochabamba); Pedregal (La Paz), por parte de efectivos de las fuerzas del orden conjuntas, que unieron fuerzas para detener los avances de protestas de afines al expresidente Evo Morales, tras su renuncia el 10 de noviembre de 2019.

Source Paulo Lizárraga A.