Comité propone anteproyecto de ley para nuevo padrón electoral

PROYECTO. El Comité Pro Santa Cruz presentó un anteproyecto de ley de nuevo padrón electoral biométrico, transparente y confiable y ahora queda en manos de los parlamentarios cruceños.

Debido al alto nivel de desconfianza en el padrón electoral, el Comité pro Santa Cruz presentó el anteproyecto de ley denominado “Ley Ñuflo de Chaves, para un nuevo padrón electoral biométrico, transparente y confiable”, cuyo objetivo es la creación de un nuevo registro electoral.

El presidente cívico, Fernando Larach, envió el documento a toda la bancada parlamentaria de Santa Cruz para su respectivo tratamiento, como propuesta ciudadana. “Es un tema muy importante que no debe tener colores políticos, por lo tanto, se envió el anteproyecto de ley a todos los diputados y senadores que representan a nuestro Departamento”, dijo.

Larach informó que se ha realizado la solicitud formal al presidente de la Brigada Parlamentaria, Richard Ribera, para que convoque a sesión y la propuesta ciudadana sea incluida en su tratamiento.

El líder cívico manifestó que, debido a la importancia de esta norma, debe ser tratada y aprobada a la brevedad posible para su posterior remisión a la Asamblea Legislativa Plurinacional, a efectos de que siga el procedimiento que corresponda.

El vicepresidente del Colegio de Abogados de Santa Cruz, Félix Oros, saludó la iniciativa en un tema tan importante para la democracia en momentos en que hay mucha desconfianza en el padrón y en el juez electoral. “Ojalá prospere porque los ciudadanos quieren un padrón transparente que garantice elecciones verdaderamente democráticas y no queden dudas o sospechas como ha ocurrido en las últimas elecciones”, expresó.

Este anteproyecto tiene la finalidad de garantizar que los datos del registro biométrico que integran el padrón electoral sean confiables, auténticos y actualizados, con el objetivo de avanzar hacia unas elecciones limpias y transparentes, a través de un levantamiento de datos y empadronamiento en un plazo de 12 meses.

Source Marcelo Huanca Dorado