CONAMYPE: La industria textil   es la más golpeada por la crisis

El secretario general de la Confederación de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE), Juan Carlos Vargas, ha comunicado que en el país actualmente operan alrededor de 100 mil unidades productivas dedicadas al sector textil y confecciones. Sin embargo, la situación se presenta complicada debido al cierre de los mercados en países vecinos como Argentina, Paraguay y Brasil, influenciado por factores cambiarios y otras condiciones adversas.

Vargas explicó que el mercado interno también se ve afectado por la crisis, el contrabando y la presencia de ropa usada, lo cual ha llevado al cierre de muchas de estas unidades productivas. El secretario general señaló que la competencia desleal también está afectando al sector, ya que existen comerciantes informales y dedicados al contrabando que no cumplen con las formalidades establecidas. Esta situación no solo compite con los productos locales, sino que también crea una desventaja para aquellos que operan de manera legal y formal.

En cuanto al mercado paraguayo, indicó que ya no representa un consumidor significativo, afectando aún más las oportunidades de venta en la región. Además, mencionó que el mercado peruano, que históricamente había sido un consumidor importante, ha disminuido en los últimos 10 a 15 años.

Juan Carlos Vargas resaltó la situación crítica en la que se encuentran muchas microempresas y pequeñas empresas en Bolivia, especialmente en Santa Cruz, que han optado por externalizar la producción, enviando la materia prima a países como Perú para su confección debido a los altos costos de producción en Bolivia, lo que dificulta la competitividad. Perú tiene mejor tecnología y es más eficiente, por lo que muchas empresas hacen confeccionar en el vecino país y comercializan en Bolivia. El vecino país en este rubro se ha convertido en una especie de “China Sudamericana”, añadió.