Contrabando reduce un 30% la oferta de pescado importado

COMERCIALIZACIÓN. La importación de carne de pescado también es afectada con la competencia desleal del contrabando, que en Semana Santa redujo la oferta a 240 toneladas, representando un 30%, según los importadores. El sábalo importado de Argentina es el más afectado y demandado en Santa Cruz, principal mercado.

El consumo de pescado durante la celebración religiosa de Semana Santa representa el pico más alto en ventas para los productores, comercializadores e importadores del alimento. Sin embargo, en el último año la competencia desleal del contrabando obligó a disminuir la importación del pescado, principalmente de Argentina un 30%, en relación al año pasado.

En explicaciones de Gustavo Garzón, propietario de la empresa importadora Frigasur, con 45 años en el mercado, para esta semana de festividad religiosa sólo 240 toneladas de pescado fueron importados de manera legal, representando 10 camiones provenientes de Argentina con el 80% y Uruguay el 20%.

“Antes se vendían 30 camiones con 24 toneladas cada uno de pescado, ahora con el contrabando que entra en vehículos privados, furgonetas, sin cumplir la cadena de frio y evadir todos los controles sanitarios, la oferta redujo a 10 camiones para esta semana”, detalla el importador.

Garzón agrega que el sábalo proveniente de Argentina cubre el 80% de la demanda interna de sábalo y es el más afectado por el contrabando, mientras que la importación proveniente de Uruguay, que representa un 20% no sufre la competencia desleal.

La producción local de pescado no cubre el mercado interno, complementa el importador, ya que son criados en piscinas privadas, como el tambaquí y el pacú, en las zonas norte y la chiquitania en el departamento de Santa Cruz, además de Cochabamba.

La producción pesquera en Bolivia representa el 43% del total de la demanda anual. Es decir, en el país se produce 15.000 toneladas de carne de pescado año-, frente al requerimiento de 35.000 toneladas por año, según información proporcionada por la Institución Pública Desconcentrada de Pesca y Acuicultura (IPD-PACU).

Precios bajos y falta de dólar

El departamento de Santa Cruz es el principal mercado de comercialización del pescado importado, aclara Garzón, a tiempo de indicar que durante el resto del año, fuera de Semana Santa la comercialización alcanza a las 40 toneladas, es decir 2 camiones que traen el producto.

La caja de sábalo importado de Argentina llega a costar Bs 420 y de Uruguay Bs 500, mientras que la ofertada de contrabando cueste entre Bs 30 y 40 menos.

La escasez del dólar también afecta al sector importador de carne de pescado al dificultar el pago a los proveedores y las comisiones elevadas, que han causado la migración a otro rubro de muchos importadores.

Source Patricia Canido Aroni