Crisis hídrica causa pérdida de peso en ganado vacuno

ZONAS. El área del Chaco es la más afectada con la pérdida de peso en el ganado vacuno por falta de agua, ya que los atajados y riachuelos están secos. Desde la dirigencia aclaran que no hay mortandad en el departamento por este problema.

La crisis del cambio climático amenaza cada vez más la seguridad alimentaria en el mundo y Bolivia no está exenta de ello. Este problema preocupa al sector productivo or el riesgo de no sembrar la superficie proyectada en la siguiente campaña y los pecuarios con serias dificultades de abastecer con el forraje y agua necesaria para alimentar los animales.

La producción de ganado bovino en Santa Cruz ya siente los efectos de la crisis hídrica que vive el país, con la pérdida de peso de los animales por la falta de agua, al secarse los atajados o riachuelos que abastecen las propiedades ganaderas.

Según explica el presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), Adrián Castedo la zona del Chaco es la más afectada por este problema y una parte de la Chiquitania, por ello pide a las autoridades acelerar el trabajo conjunto para garantizar la producción de carne. “Ya el tiempo se acabó, hay que actuar. En el chaco el tema es delicado, está muy grave, se acabó el agua, el forraje, también la Chiquitania esta con problemas. Es momento que todos los alcaldes aúnen esfuerzos, que todos los niveles de gobierno participen”, puntualiza.

Por el momento no hay mortandad de ganado bovino por sequía, pero sí a causa que las reses al buscar agua se enfangan en los atajados llenos de lodo y al estar débiles no pueden salir y mueren. “Son miles de productores afectados en el chaco y parte de la Chiquitania”. A decir del dirigente, alrededor del 93% de los productores son pequeños, los cuales no tienen condiciones financieras para construirse pozos o adquirir camiones cisternas que suministren el agua requerida para el consumo humano y de animales. “Es momento de ayudar, ellos no tienen espalda para estar comprando cisternas o está comprando un pozo de agua”, remarca.

Sin embargo, Castedo garantiza la provisión de carne en todo el país a pesar de la crisis hídrica. “Aun no es una situación que vaya a afectar la seguridad alimentaria interna”.

Los ganaderos están trabajando junto a los alcaldes para acelerar la perforación de pozos de agua.

Source Patricia Canido Aroni