Cristiano se puso a llorar al fallar un penal en la ‘Euro’

Cristiano Ronaldo rompió a llorar en el descanso de la prórroga del Portugal-Eslovenia. Unos minutos antes, en el 103′, Oblak le paró un penalti más que dudoso y le negó el gol que había estado buscando durante todo el partido y que el jugador de Al Nassr vio más cerca que nunca desde los once metros. Chutó, falló y se hundió abrazado por sus compañeros.

La televisión captó las lágrimas de Cristiano, que fue consolado por sus compañeros en el corro del descanso, y las de su madre en el palco, muy afectada tras el fallo de su hijo.

Las palabras de ánimo de sus compañeros, volcados con su capitán en uno de los momentos más duros de su carrera, no parecían consolarle. Tampoco los ánimos de la ‘torcida’, que, de inmediato, rompió a corear su nombre, exactamente como había hecho a lo largo de todo el partido.

Al final el portero de Portugal, Diogo Costa, le dio la clasificación a Portugal en la definición por penales al tapar tres disparos. Así salvó a Cristiano y ahora piensan en España.