Defensor: la “no denuncia” naturaliza violencia en cuarteles

El Defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, tras haber realizado una encuesta a 1.500 cadetes y conscriptos en 18 centros formación militar y policial, ha identificado la presencia de “una subcultura de no denuncia” que naturaliza casos de violencia. Según los datos difundidos, el 79% afirma que no fue víctima de ningún tipo de violencia, pero el 77% admite que fue testigo de algún hecho de violencia sufrido por algún compañero.

Indicó que durante el último decenio 2013-2023, la Defensoría del Pueblo ha recibido 362 casos de violencia en cuarteles ya sea vía denuncia o a través de intervenciones de oficio, como el último hecho en Porvenir contra cuatro conscriptos a manos de su Instructor que fue trasladado a Cobija.

“Hay necesidad de no solamente de establecer responsabilidad sino de establecer un mecanismo que pueda hacer un seguimiento a estas personas porque existen secuelas que generan una afectación grave no solamente física, sino también psicológica en las personas que son víctimas”, declaró en el programa Hagamos Democracia de la red Erbol.

Dijo en un trabajo conjunto con el Instituto de Terapia e Investigación (ITEI) sobre el tratamiento a las víctimas en casos de tortura, se pudo detectar claramente secuelas psicológicas que deben ser tratadas y resueltas en el ámbito del Estado. En relación a los recintos policiales, explicó que hace aproximadamente un mes y medio realizaron una verificación sorpresa en la Anapol ante denuncias de los propios vecinos en sentido que en altas horas de la madrugada se estaría sometiendo a situaciones muy precarias a los cadetes del primer año, particularmente.

Source Erbol