Desafían al gobierno a demostrar su avance en industrialización

INDUSTRIALIZACIÓN.-  Secretario General de la Confederación de Micro y Pequeña Empresa, Juan Carlos Vargas señaló que la Industrialización y sustitución de importaciones que pregona el Gobierno sólo está en los discursos

El secretario general de la Confederación de Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE), Juan Carlos Vargas, desafía al gobierno a demostrar los avances sobre la tan mentada industrialización y sustitución de importaciones

El dirigente ha cuestionado la efectividad del discurso sobre la industrialización y la sustitución de importaciones y señaló que nada ha cambiado para el sector manufacturero que depende en un 100% de insumos importados.

BOLIVIA NO FABRICA NI UN BOTON QUE TODO ES IMPORTADO

“Es hora de que el gobierno demuestre que realmente se ha industrializado”, expresó Vargas, destacando la falta de infraestructura nacional para la producción de diversos insumos. “Imagínense, no tenemos ni fábrica de hilos, ni siquiera de adhesivos para el sector obrero, y escasean otros productos químicos necesarios para la industria de la madera”, agregó.

El líder empresarial subrayó la urgencia de acciones concretas para impulsar la producción nacional y reducir la dependencia de las importaciones. “Necesitamos que el Estado sea capaz de crear industrias que permitan sustituir la importación de insumos básicos como hilo, tela, botones y adhesivos”, enfatizó Vargas, haciendo hincapié en la importancia de sectores como el cuero y la madera.

Vargas también lamentó que el Gobierno en lugar de impulsar los emprendimientos genera empresas que sólo generan burocracia y son una carga para el Estado. “Es una vergüenza que estemos vendiendo un discurso de desarrollo industrial mientras seguimos dependiendo en gran medida de las importaciones”, afirmó.

HACEN FALTA POLÍTICAS  Y ACCIONES CONCRETAS

Estas declaraciones ponen de relieve los desafíos que enfrenta el país en su camino hacia la verdadera industrialización y la reducción de la dependencia externa en materia de producción. La confianza y el apoyo del gobierno y el sector privado serán fundamentales para superar estos obstáculos y promover un desarrollo económico sostenible a nivel nacional.

El dirigente expresó la necesidad de políticas y acciones concretas para fortalecer la industria nacional y reducir la dependencia de las importaciones.

IMPOSIBLE DAR UN INCREMENTO SALARIAL

Con relación al pliego petitorio de la Central Obrera Boliviana (COB), que exige un incremento salarial indicó que su sector no está en condiciones de atender esa demanda porque está atravesando por su peor etapa de su historia a causa de la escasez de dólares y el alza que esto ha generado en los insumos que utiliza el sector

“Muchas empresas se han reducido a su mínima expresión y están luchando por subsistir y no tienen las condiciones para dar un aumento salarial porque eso implicaría su cierre” explicó

Las microempresas son una parte significativa de la economía boliviana, especialmente en sectores como el comercio minorista, la agricultura, la artesanía y los servicios.

Source Marcelo Huanca Dorado