- Advertisement -

Después de tres años Bolivia con déficit comercial, según el IBCE

INFORME. Después de tres años de superávit, las exportaciones del 2023 cayeron 2.523 millones de dólares, mientras que las importaciones apenas bajaron 240 millones, después de 3 años consecutivos de superávit entre 2020 y 2022, Bolivia vuelve al déficit comercial en la presente gestión, con 177 millones de dólares.

Después de tres años Bolivia vuelve a registrar déficit comercial en la presente gestión, reportando 177 millones de dólares al mes de octubre, según el informe presentado por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Comparativamente a enero-octubre del 2022, las exportaciones del 2023 cayeron 2.523 millones de dólares, mientras que las importaciones apenas bajaron 240 millones, después de 3 años consecutivos de superávit entre 2020 y 2022, Bolivia vuelve al déficit comercial en la presente gestión, con 177 millones de dólares.

“Para que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) sea tan bajo en 2023, muy distante del 4,86% esperado por el gobierno nacional, una de las explicaciones ha sido el derrumbe de las exportaciones”, advirtió el gerente general del IBCE, Gary Rodríguez.

En términos de Grandes Categorías Económicas, el país detenta superávit comercial en su intercambio con el mundo, en los rubros de Alimentos y Bebidas y en Suministros Industriales; sin embargo, es deficitaria en el comercio de Combustibles y Lubricantes; Bienes de Capital; Equipos de Transporte y en Artículos de Consumo.

INDICADORES. Balanza comercial con el mundo – IBCE

Las exportaciones de Bolivia habían registrado el año 2022 un hito histórico por 13.600 millones de dólares; se calcula que este año estén en alrededor de 11.000 millones de dólares, cifra similar al de las importaciones.

“Nuestra proyección es que hasta fin de año estaremos por encima de los $us 11.000 millones, cifra casi similar a la de las importaciones, aunque hasta el mes de octubre registramos, reitero, un déficit por $us 177 millones”, apuntó.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), al mes octubre, las exportaciones de Bolivia sumaron $us 9.232 millones (sin reexportaciones ni efectos personales), bajando 22% en valor y 17% en volumen comparadas a igual periodo del 2022.

Rodríguez atribuye a diferentes factores la caída histórica de las exportaciones, entre ellas la caída generalizada de precios internacionales; la baja producción de hidrocarburos y de bienes no tradicionales, los insufribles bloqueos, la tardía asignación de cupos y las rencillas políticas. Dejando un déficit de 2.523 millones de dólares, en la gestión que termina”.

Sin embargo, el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, alegó este martes que Bolivia se encuentra “en una de las mejores épocas” en su comercio exterior. Señalando que las exportaciones superan los $us 9.313 millones al mes de octubre, de las cuales el 52% son manufacturas.

En cuanto a las importaciones de bienes de capital y equipos de transporte subieron; los combustibles e insumos, bajaron. “Las importaciones a octubre suman 9.491 millones de dólares, apenas 2% menos en valor pero con una subida del 2% en volumen, mostrando que -aunque la exportación se desplome- las compras se mantienen porque Bolivia depende del abastecimiento externo: cerca del 85% de lo importado son combustibles, insumos, bienes de capital y equipos de transporte, de ahí la importancia de que no falten dólares para su compra, lo que se debería lograr, idealmente, con ventas externas, incentivando el mayor desarrollo posible de las Exportaciones No Tradicionales, principalmente las del sector agropecuario/agroindustrial y forestal/maderero”, agrega el gerente del IBCE. Rodríguez. Las importaciones de bienes de capital y equipos de transporte subieron; los combustibles e insumos, bajaron.

Con estos indicadores, Rodríguez reitera que es urgente entablar alianzas público – privadas y sincerar la economía y prestar mayor atención a las exportaciones que son las generadoras de divisas en momentos que las RIN descendieron y los productos no tradicionales superaron las ventas externas de hidrocarburos en la gestión pasada.

Source Patricia Canido Aroni