Detención preventiva para 11 barrabravas acusados de asesinato

HECHOS. Detención preventiva por 120 días otorgó la justicia a 11 barrabravas de Oriente Petrolero, acusados presuntamente de la muerte de un joven de 18 años hincha de Blooming el pasado fin de semana. Hay dos personas prófugas en este caso.

El juez quinto de Instrucción en lo Penal de la capital del recinto judicial de la zona de Los Lotes determinó detención preventiva por 120 días para los 11 barrabravas de Oriente Petrolero, a cumplir en el Penal de Palmasola, mientras se esclarece con precisión las circunstancias en que sucedió el asesinato de un José Armando Rivera Cruz de 18 años el pasado sábado 29 de junio.

La fiscal asignada al caso, Rose Mary Barrientos informó que además de los 11 detenidos preventivamente, hay dos personas que son buscadas por la Policía, que según informes estaría cerca de dar con su captura.

El asesinato de Rivera se produjo el sábado por la noche. Los barrabravas de oriente lo atacaron con machetes, provocándole un golpe fatal en la cabeza y aunque fue traslado a un centro de salud terminó muriendo.

“Son barrabravas y pandilleros”, respondió Barrientos, cuando se le consultó si es que eran hinchas de algún equipo de fútbol.

De acuerdo a la investigación que lleva adelante la Fiscalía, se logró individualizar la participación de cada uno de los detenidos. Reiteró también que el enfrentamiento se produjo por una rivalidad existente al ser fanáticos de dos equipos. ”Todos los detenidos son autores o probables autores”, señaló la fiscal.

Según el comandante departamental de la Policía, Erick Holguín, la muerte del joven fue producto de una venganza, pues anteriormente barrabravas de Blooming atacaron a un orientista. La víctima fue identificada como fanático de Blooming.

“Fue atacado por un grupo considerable de hinchas del club Oriente Petrolero”, dijo Holguín, en alusión a la víctima.

El jefe policial explicó que antes del ataque, que provocó la muerte de Rivera, un grupo de hinchas atacó a otro joven identificado con Oriente Petrolero, también con palos y machetes.

Source Patricia Canido Aroni