- Advertisement -

Detención preventiva por 90 días para el coronel Yerko Terán

AUDIENCIA. La justicia determinó detención preventiva para el coronel de la policía Yerko Terán por los presuntos delitos de usurpación de funciones y uso indebido de influencias, en el caso del millón de dólares investigado por la Fiscalía.  Además, se prevén más citaciones

En audiencia cautelar, por decisión del Juez del Juzgado de Instrucción Anticorrupción 2do de la Capital, Juan José Quiroz Crespo, el teniente coronel Erick Yerko Terán Mendoza fue remitido al Penal de Palmasola con detención preventiva por 90 días, investigado por los presuntos delitos de usurpación de funciones y uso indebido de influencia en el caso del millón de dólares sustraído por tres efectivos de la Unidad de Tránsito que investiga la Fiscalía.

El fiscal anticorrupción, Alberto Zeballos, argumentó durante la audiencia los dos cargos de la imputación contra el coronel Terán, con las pruebas documentadas, testificales y periciales, por el delito de uso indebido de influencias presentadas por la Fiscalía y la Delcc. Sin embargo, durante los alegatos, la defensa legal del policial logró desvirtuar el delito de usurpación de funciones.

En el proceso investigativo, la fiscalía y Policía cuestionaron que el coronel Terán que cumple funciones en la institución del departamento de Cochabamba, aparezca en

Santa Cruz para ayudar al abogado Oscar Gutiérrez a reclamar la gran suma de dinero, sin siquiera presentar una denuncia ante la Fiscalía, y solo con un memorial firmado por el abogado Pardo.

Por este caso también ya están detenidos en Palmasola los policías José Ch. C., de 23 años; Ramiro C. F., 38 años; Ángel G., de 23 años, quienes fueron imputados por el delito de concusión. Además del abogado Óscar Hebert Gutiérrez Yupt, que fue sindicado de legitimación de ganancias ilícitas. Mientras El Ministerio Público prevé más citaciones en el caso.

El caso se remonta al 12 de enero cuando tres agentes de tránsito en la capital cruceña interceptaron una vagoneta blanca marca Lexus que intentó eludir el control rutinario.

Al interior del vehículo estaban dos jóvenes de sexo masculino con la cuantiosa cantidad de dinero. Al final del operativo, los tres se apropiaron de una mochila y una bolsa con casi un millón de dólares; sin embargo, no dieron parte a sus superiores.

Un día después, el 13 de enero, se apersonó a Tránsito el abogado Omar Gutiérrez pidiendo que se identifique a los tres agentes policiales que realizaron el operativo, pero al no contar con el descargo correspondiente poco y nada pudo hacer para recuperar el monto robado. Al día siguiente tres abogados se apersonan con un memorial reclamando la devolución de la plata y toman contacto con los policías.