Deuda de la Gobernación es de Bs 1.269 millones y toman acciones

INFORME. Desde la Gobernación cruceña informaron que la institución tiene una deuda de Bs 1.269 millones, lo que representa una situación crítica. Adoptarán medidas desde hoy para administrar los recursos con los que cuentan.

Durante la presentación de la situación Económica – Financiera actual y la exposición del Programa Integral de Optimización de esta área de la gobernación cruceña, el secretario de Hacienda, Miguel Sorich informó que el ente departamental tiene una deuda de Bs 1.269 millones hasta el 31 de diciembre del 2023, razón por la que implementarán políticas que permitan atender las falencias encontradas.

Indicó que en primera instancia buscan transparentar la gestión y asumir medidas que les permitan ahorrar los recursos en beneficio de la gestión.

“Como ustedes pueden ver la situación es crítica pero por responsabilidad debemos mostrarles y adónde queremos ir y hacer un uso eficiente de los recursos que son escasos”, dijo.

En esa línea, explicó que la composición de los ingresos de las gobernaciones determina una elevada dependencia de las transferencias del Tesoro General del Estado (TGN) y deja un escaso margen de maniobra fiscal para lograr el autofinanciamiento de las entidades sub-nacionales.

Además detalló que de acuerdo con la estructura del presupuesto de la gobernación, de Bs 2.265 millones, 1.425 millones, al menos un 60% corresponden a partidas derivadas por el Gobierno Central correspondientes a sus propias competencias que son: las transferencias del TGN, 7% por Ley destinado a Seguridad Ciudadana, Renta Dignidad, Universidad, Títulos de Bachiller, Programa de Asistencia Social y de la Mujer, Pre Diarios del Régimen Penitenciario y otros, además del 15% que están asignados a hospitales que asciende a Bs 1390 millones, los cuales son gastos definidos por Ley, administrados por el Gobierno Central y solo registrados por el GADSC.

Sin embargo, la Gobernación administra menos del 40%, es decir unos Bs 840 millones de ese presupuesto. Estos gastos están conformados por proyectos de inversión, servicios delegados, servicio de la deuda, el pago de sueldos y el consejo provisional.

IRREGULARIDES ENCONTRADAS

El secretario de Hacienda indicó que en el diagnóstico de la situación actual de la Gobernación se encontraron irregularidades como: disminución significativa de los ingresos, dependencia de los recursos provenientes de los hidrocarburos, ausencia de planificación financiera operativa, deuda flotante y endeudamiento elevado, incumplimientos permanentes en los compromisos con proveedores e ineficientes controles en la administración de los bienes y servicios.

A esto se suma la ineficiencia administrativa, falta de modernización de procesos, entre otros.

ACCIONES A TOMAR

En tal sentido, Sorich resaltó la imperiosa necesidad de efectuar un Programa Integral de Optimización Económica-Financiera (Pioef) de la gobernación y entre las nuevas medidas a implementar están: reducción en la contratación de personal eventual Bs 18.3 millones; disminución de los consultores en línea Bs 1 millón; restricción al uso de vehículos oficiales 2,5 millones; Servicio de mantenimiento de vehículos Bs 1 millón.

Asimismo, se reducirá el gasto en los servicios de imprenta, papelería, útiles de escritorio, libros y textos ahorrando 2 millones de bolivianos, la adquisición de activos fijos 2 millones, pasajes y viáticos 3 millones y publicidad 2 millones de bolivianos de publicidad.

En cuanto a la priorización de los proyectos de inversión en ejecución se logrará un ahorro de Bs 10 millones, transferencias de recursos económicos de manera eficiente en función de sus necesidades 3 millones; control y recotización de proformas en las compras materiales y suministros 24.3 millones y finalmente una administración propia del Servicio de limpieza con el ahorro de Bs 1 millón, según expuso el secretario de Hacienda.