Dirigente exige seguro de vida para conductores en Paraguay

GARANTÍAS. – El dirigente de la Confederación de Chóferes de Bolivia, Sandro Arraya, ha alzado su voz exigiendo garantías para la seguridad de los conductores exigiendo un Seguro de Vida para conductores en Paraguay

Tras confirmarse el quinto fallecimiento de un camionero boliviano en las carreteras de Paraguay, el dirigente de la Confederación de Chóferes de Bolivia, Sandro Arraya, ha alzado su voz exigiendo garantías para la seguridad de los conductores. Arraya expresó su preocupación y demandó medidas concretas para proteger la vida de los trabajadores del transporte.

El dirigente de la Confederación, Sandro Arraya, hizo hincapié en la necesidad urgente de establecer un seguro de vida para aquellos conductores que realizan viajes a Paraguay. Ante la trágica pérdida de cinco camioneros bolivianos en territorio paraguayo, Arraya considera indispensable que se implementen medidas que aseguren la integridad y protección de quienes realizan estos viajes.

En el mismo contexto, Arraya destacó la importancia de contar con el respaldo y apoyo del principal líder en la comunidad, su compañero de lucha, el dirigente de la Confederación de Chóferes del país, Oscar Reynolds.

Reynolds se ha comprometido a brindar las condiciones necesarias para que los afiliados puedan realizar sus viajes a Paraguay y regresar con todas las garantías de seguridad

GARANTIAS PARA CONDUCTORES EN PARAGUAY

Entre las medidas propuestas por Oscar Reynolds se encuentra la provisión de combustible para un período de hasta 20 días, así como la garantía de alimentación adecuada durante el trayecto. Sin embargo, Reynolds lamentó la falta de recursos para adquirir combustible en Paraguay, lo que ha generado conflictos en el vecino país.

Es crucial destacar que la falta de combustible no debería ser motivo para enviar a los conductores sin las condiciones mínimas de seguridad y confort. Reynolds expresó su profundo pesar por la manera en que se están tratando a sus afiliados, quienes se encuentran enfrentando condiciones extremas de calor, escasez de alimentos y riesgo constante de perder la vida en las peligrosas carreteras de retorno a Bolivia.

Hasta el momento, cinco conductores del transporte de carga pesada han perdido la vida debido a las precarias condiciones en las que realizan sus viajes de regreso a Bolivia. Es imperativo que las autoridades tomen medidas urgentes para garantizar la seguridad y bienestar de estos trabajadores, quienes desempeñan un papel fundamental en la economía del país.