- Advertisement -

Docentes universitarios marchan contra Ley  de jubilación forzosa

MARCHA: La medida fue realizada por los docentes universitarios en el marco de un paro de 24 horas convocado por la FUP, que afectó las actividades académicas en varias universidades del país. Los docentes anunciaron que mantendrán las medidas de presión hasta que se atiendan sus demandas.

Miles de docentes universitarios de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM) y de otras instituciones de educación superior se movilizaron este miércoles por las calles de Santa Cruz, rechazando el proyecto de ley que pretende establecer la jubilación forzosa a los 65 años de edad. La marcha contó con el apoyo de otros sectores sociales y profesionales, que se sumaron al reclamo de los maestros.

Los manifestantes, encabezados por el presidente de la Federación Universitaria de Profesores (FUP), Roque Méndez Escalante, denunciaron que el proyecto de ley impulsado por el gobierno de Luis Arce es anticonstitucional, discriminatorio, abusivo y humillante, ya que viola el derecho a la jubilación voluntaria y digna de los trabajadores. Asimismo, criticaron que el proyecto excluye a ciertos sectores de la jubilación y somete a evaluaciones ocupacionales a quienes quieran seguir trabajando después de los 65 años.

Méndez Escalante afirmó que la jubilación es un derecho adquirido por los trabajadores a lo largo de su vida laboral y no una obligación impuesta por el Estado. Por ello, exigió al gobierno que respete la Constitución Política del Estado y que destine los recursos necesarios para garantizar una jubilación digna para todos los trabajadores. Además, advirtió que la FUP no cesará en su lucha hasta que se archive el proyecto de ley.

Por su parte, el vicerrector de la UAGRM, Reinerio Vargas, expresó su rechazo a la jubilación forzosa a los 65 años y dijo que el pueblo boliviano va a jubilar a Luis Arce por incapaz y por la vía democrática. En la misma línea, el rector de la UAGRM, Vicente Cuéllar, señaló que esta marcha es el inicio de la resistencia popular en las calles y que el proyecto de ley del gobierno no debe ser aprobado. Asimismo, convocó a la unidad de los trabajadores y del pueblo para evitar que se imponga el capricho del gobierno.