Dormir mal aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas

CONSEJO . Una recomendación de expertos es poner un reloj que marque la hora que debe acostarse a dormir.

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) aseguró que mantener la salud del corazón requiere de una buena calidad y cantidad de sueño. Los beneficios de dormir bien son ampliamente conocidos y abarcan desde cuestiones físicas hasta emocionales, pero ahora los expertos lo sumaron como uno de los aspectos puntuales a cuidar para tener una buena salud cardíaca.

Lo que originalmente fueron Los 7 esenciales de la vida (Life’s Essential 7), como la AHA llamó en 2010 a las “medidas clave para mejorar y mantener la salud cardiovascular”, ahora se transformó en Los 8 esenciales de la vida (Life’s Essential 8), ya que en junio último sumó el buen sueño.

El catálogo de 8 medidas fueron descritas e informadas a la comunidad por la AHA, ya que “una mejor salud cardiovascular ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y otros problemas de salud importantes”.

Los otros 7 factores incluidos por esa organización con sede en Dallas como los componentes de la salud del corazón son una dieta equilibrada, la actividad física, evitar la exposición a la nicotina, mantener un peso adecuado, valores correctos de colesterol, lo mismo con los niveles de azúcar en la sangre y la presión arterial. Ahora se incorporó a la lista la calidad del sueño.

Además de este último aspecto, la AHA ajustó el punto relacionado con la dieta al incluir una nueva guía para evaluar la alimentación, incluyó el vapeo y el humo de segunda mano, en el punto vinculado a la exposición a la nicotina, ajustó las medidas de colesterol y glucemia y calificó cada componente para promediar un puntaje general de salud cardíaca en una escala de 0 a 100.

Respecto del sueño, la AHA indicó que la cantidad promedio a la que un adulto debe aspirar es entre siete y nueve horas. La mala calidad del sueño, según se constató es problema moderno. Por ejemplo, un estudio de 2021 de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño encontró que casi el 60% de los encuestados seguía teniendo problemas para dormir como resultado de la pandemia.

Un sueño de calidad “podría ser la clave para desbloquear una vida más saludable. La cantidad y la calidad del sueño pueden influir en sus hábitos alimenticios, estado de ánimo, memoria, órganos internos y más”, afirmó la AHA en su sitio web.

Los expertos recomendaron una serie de hábitos para generar el estado mental a la hora de ir a dormir y propiciar así un sueño reparador. Esto significa, en muchos casos, modificar conductas fuertemente arraigadas, pero vale la pena hacerlo para tener una mejor noche de descanso.

RECOMENDACIONES

Configurar la alarma. Los especialistas recomendaron poner la alarma “no para despertar, sino para ir a dormir. Incluso para los adultos, el mejor sueño requiere una hora fija para acostarse. Es fácil olvidarse del reloj mientras transmite otro episodio de su programa favorito, así que configure una alarma nocturna como recordatorio.

Dedicar 15 minutos para prepararse para el día siguiente. La idea es procurar irse a la cama evitando que la mente dé vueltas sobre preocupaciones que tendrá que resolver al día siguiente. Tal vez hacer una lista de tareas que se teme olvidar evitará caer en este tipo de pensamientos que demoran conciliar el sueño.

Evitar las pantallas. “Evite las pantallas brillantes a la hora de acostarse. La luz brillante de un televisor, computadora o teléfono inteligente puede afectar sus patrones de sueño y mantenerlo alerta cuando debería tener sueño”, recordaron.

También leer antes de dormir “es una excelente manera de relajar el cerebro y conciliar el sueño. Puede reducir los niveles de estrés a la mitad en unos seis minutos”, aseguraron. “Una buena obra de ficción puede sacarlo del mundo real y llevarlo al reino de la imaginación”.

- Advertisement -

También podría gustarte