Dos accidentes de buses dejan 11 personas fallecidas

TRAGEDIA . Las carreteras se tiñeron de luto ayer porque se registraron dos accidentes de dos buses, en Santa Cruz y en Chuquisaca. En el accidente de Santa Cruz el bus se embarrancó 20 metros y fallecieron siete personas. En Chuquisaca una invasión de carril les costó la vida a cuatro personas.

Al menos 11 personas fallecieron ayer en dos accidentes de buses. Un accidente ocurrió en Santa Cruz y otro en Chuquisaca.

El primer ocurrió en horas de la madrugada de ayer, cuando un bus de la empresa Trans Villa Imperial se embarrancó cerca de la comunidad Mataral del municipio de Pampagrande. El bus salió de Potosí con destino a Santa Cruz de la Sierra.

Producto de la caída del bus de al menos 20 metros, siete personas fallecieron, cuatro mujeres y tres varones. Otros 34 pasajeros quedaron heridos, algunos llegaron hasta clínicas de la ciudad capital debido a la gravedad de sus lesiones.

Solo dos de los siete fallecidos fueron identificados por sus familiares. Una es Simona Coro (55), una madre de siete hijos, natural de Betanzos que viajaba junto a su hermana, Santusa Coro que se encuentra en la clínica Medicmel.

El segundo cadáver identificado es Fernando Mamani, quien viajaba acompañado de su hermano Marcelino Mamani, este último fue reconocido gracias a su celular que guardaba en su bolsillo el momento del accidente.

Funcionarios de la Alcaldía de Pampagrande y la Policía acudieron a auxiliar a los heridos. El rescate duró casi 10 horas por lo complejo del terreno.

BUS INVADE CARRIL

Con relación al otro accidente, ocurrido en Chuquisaca, fue debido a invasión de carril de parte del chofer del bus de la empresa Trans Cordillera. Tras invadir carril el bus con 32 pasajeros fue a impactar contra una peña.

Las víctimas fatales son una mujer de 65 años y otra de 45, además de dos menores de edad de entre 3 y 5 años.

Los heridos fueron atendidos por personal de la Policía Rural y Fronteriza y trasladados a centros médicos de los municipios de Tarabuco, Yamparáez y Sucre.

Source Ronald Pérez