- Advertisement -

El Alcalde dice que no permitirá ningún incremento de tarifas

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, ha manifestado su firme oposición a la propuesta de la Autoridad de Agua Potable y Saneamiento (APPS) de aumentar en un 30 % el costo del agua potable en la ciudad. En una declaración contundente, Fernández afirmó que “no va a haber incremento de nada”, dejando claro su rechazo a cualquier medida que implique un aumento en las tarifas de agua.

La autoridad edil argumentó que la situación actual presenta desafíos significativos, como la contaminación del medio ambiente y la sequía. Además, señaló las dificultades que enfrenta el acuífero, recurso vital para la ciudad. A pesar de estos problemas, Fernández resalta la importancia de la conciencia ciudadana en cuanto al ahorro y la optimización del uso del agua potable, especialmente en los hogares.

ANUNCIA CONTROL DEL DERROCHE DEL AGUA

Enfatizando su postura, el alcalde anunció planes para implementar un control más estricto en todos los lavaderos y actividades económicas que consumen volúmenes significativos de agua. La medida pretende abordar el derroche de agua, considerado un problema grave en la región.

Fernández anticipó una reunión programada para el próximo miércoles, donde se discutirá ampliamente el tema del incremento propuesto. Además, se convocará a todas las cooperativas de agua para presentar un informe técnico sobre el inventario de acuíferos en la ciudad y sus alrededores. Durante esta reunión, se evaluará la política de exploración de estas cooperativas y se buscará establecer medidas para racionalizar la proliferación de pozos de agua, muchos de los cuales pueden carecer de la debida autorización.

El alcalde concluyó expresando su compromiso con el control y la gestión adecuada de los recursos hídricos en la ciudad, subrayando la necesidad de una acción coordinada y consciente para abordar los desafíos actuales en torno al suministro de agua potable.