AUMENTO. El crecimiento en el sistema financiero se debe al éxito del Modelo Económico Social Productivo Comunitario.

El director de Asfi afirma que el sistema financiero del país es sólido

ESFUERZOS. El director de la ASFI destacó que “los hogares bolivianos y las empresas realizan sus esfuerzos en reactivar sus actividades económicas”. Destacó también que este crecimiento posibilita a su vez un crecimiento de las utilidades de las entidades del sistema financiero.

AUMENTO. El crecimiento en el sistema financiero se debe al éxito del Modelo Económico Social Productivo Comunitario.

El sistema financiero es sólido y se refleja en el crecimiento de los depósitos que hoy tienen un saldo de Bs 211.087 millones y la cartera de créditos de Bs 205.169 millones, afirmó ayer el director de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Reynaldo Yujra.

“Hoy tenemos un sistema financiero bastante sólido, los depósitos han ido creciendo de manera consecutiva, tenemos un saldo de más de 211.000 millones de bolivianos frente a un crecimiento de la cartera que también es auspicioso, que ha ido creciendo y tenemos un saldo de 205.000 millones de bolivianos”, dijo Yujra en una entrevista en BTV.

Estas cifras -sostuvo el director de la ASFI- demuestran que “los hogares bolivianos y las empresas realizan sus esfuerzos en reactivar sus actividades económicas”.

Destacó también que este crecimiento posibilita a su vez un crecimiento de las utilidades de las entidades del sistema financiero.

“En mayo de 2021 teníamos 354 millones de bolivianos, hoy tenemos 622 millones, hay un 76% de incremento en estos dos años, lo que también permite reforzar el patrimonio de las entidades financieras y un mayor incremento de las actividades financieras”, explicó. 

El director de la ASFI resaltó que este crecimiento en el sistema financiero se debe al éxito del Modelo Económico Social Productivo Comunitario, “creado por los bolivianos”.

Yujra se refirió también al crédito diferido, el periodo de gracia de seis meses para reprogramación y refinanciamiento de créditos, sin pago de interés ni capital que beneficia a diferentes sectores afectados por la pandemia de la covid-19.

“Este crédito diferido se está normalizando, al inicio del 2021 teníamos una cartera de 21.000 millones de bolivianos, hoy tenemos 10.000 millones, se ha reducido en un 50% producto de la reactivación”, dijo.

- Advertisement -

Fuente ABI/El Mundo
También podría gustarte