El “evismo” denuncia estrategia para “usurpar” la sigla del MAS

SIGLA. En respuesta, el viceministro de Coordinación Gubernamental, Gustavo Torrico, respondió al evismo y manifestó que las acusaciones deben hacerse con pruebas, y que mientras tanto deben permanecer “calladitos”.

Existe un plan para quitarle al expresidente Evo Morales la sigla del Movimiento Al Socialismo (MAS), luego de que la Sala Constitucional Primera emitiera un fallo que “desdice” uno anterior del 11 de diciembre de 2023, informó el abogado del partido azul, Wilfredo Chávez.

“Es parte de una estrategia. Hemos conocido un audio en el que en la Casa del Pueblo, el 17 de enero en la tarde, el procurador del Estado (César Siles), el viceministro (de Coordinación con Movimientos Sociales) Juan Villca, y varios seudo dirigentes del Pacto de Unidad, realizaron una estrategia que la que dicen ‘vamos a cambiar el fallo del 11 de diciembre y vamos a hacer que la Sala Constitucional les dé la razón’”, contó Chávez, acompañado de afines al expresidente Morales.

En ese contexto, anunció acciones penales contra las personas quienes suplanten la dirección nacional del MAS y su estructura orgánica. “Al inicio de acciones penales en contra de personas, muchas de ellas no militantes del MAS-IPSP, que se han dado la tarea de suplantar nuestra estructura orgánica, presentar documentos de distinta naturaleza, pero sobre todo vemos una reacción del Estado y autoridades oficiales que están ellos haciendo intromisión en una fuerza política como el MAS-IPSP”, dijo Chávez.

En respuesta, el viceministro de Coordinación Gubernamental, Gustavo Torrico, respondió al evismo y manifestó que las acusaciones deben hacerse con pruebas, y que mientras tanto deben permanecer “calladitos”.

“Los que tienen que preocuparse son ellos, los que manejaron la función pública la anterior gestión, son ustedes. Porque aquí se habla con documentos y se van a tener ya. Ahí vamos a hablar con documentos, y de corrupción. Mientras tanto, calladitos; calladitos se ven más bonitos”, aseveró Torrico.

El instrumento político se encuentra confrontado en dos fracciones: el ala evista, que sigue los preceptos del líder del MAS, Evo Morales, y se ha declarado abiertamente opositor a la gestión de gobierno; y el ala arcista, que es afín al actual presidente Luis Arce.

El bloque pro gobierno convocó a un congreso del MAS luego de que el TSE anulara el encuentro sostenido en Lauca Ñ en octubre del año pasado. Tal determinación ha sido rechazada por el bloque radical del partido.

“Ellos son los piratas que quieren usurpar nuestro instrumento político (…). No vamos a permitir que estos piratas y asaltantes de la política tomen el IPSP”, acusó Chávez, al convocar a las bases a defender el denominado proceso de cambio.

Source El Mundo y Agencias