- Advertisement -

El “Flu” pierde a dos figuras para la final contra el City

CERTAMEN.- La final del Mundial de Clubes se jugará mañana en el estadio King Abdullah, de Arabia Saudita. El “Flu” y los “Citizens” vienen de vencer al Al-Ahly de Egipto y al Urawa Red Diamonds de Japón, respectivamente.

Sudamérica y Europa nuevamente estarán confrontados en el fútbol internacional, tras la llegada de Fluminense y el Manchester City a la final del Mundial de Clubes. El partido se jugará mañana a las 15:00 (8:00 hora boliviana).

Las dos potencias del fútbol de América y Europa se disputarán la hegemonía mundial, a un año de la final del Mundial de Fútbol. Esta es la 23° edición del certamen intercontinental; el último campeón del continente fue Corinthians de Sao Paulo, que en 2012 venció con un gol de Paolo Guerrero al Chelsea de Roberto Di Matteo.

CÓMO LLEGA EL “FLU”

Fluminense, flamante campeón de la Copa Libertadores, le ganó 2-0 a Al-Ahly en el King Abdullah Stadium de Buraydah, de Arabia Saudita.

Jhon Arias y John Kennedy fueron los goleadores en el partido para que el “Flu” logre el pase a la final del certamen.

El primer gol fue convertido tras un polémico penal provocado por Percy Tau contra el ex Real Madrid, Marcelo. El segundo gol llegó sobre el final del partido tras una fría definición de Kennedy.

Sin embargo, dos jugadores del “Flu”, Felipe Melo y Keno, salieron lesionados del encuentro frente a su rival de Egipto, que venía de vencer nada menos que al Al-Ittihad de Marcelo Gallardo y Karim Benzema.

GOLEADA DEL CITY

Entre tanto, el Manchester City de Pep Guardiola viene de golear por 3-0 al Urawa Red Diamonds de Japón, equipo que venía de vencer al León FC de Guanajuato, México.

Los Citizens fueron superiores desde el primer minuto de juego, y se impusieron en condiciones durante todo momento frente al cuadro nipón. Los ingleses, dirigidos por Guardiola, controlaron la esférica.

Los goles fueron convertidos por Marius Høibråten (en contra de su propia portería); Mateo Kovacic y Bernardo Silva se encargó de liquidar el encuentro.

Source Paulo Lizárraga A.