El perro más viejo del mundo tiene 30 años y se llama Bobi

Bobi tiene 30 años, pero aún tiene la energía para mover sus patas y jugar con los cuatro gatos que viven en su hogar. Él ha sido reconocido por el Récord Guinness como el perro más viejo del mundo, con 30 años y 267 días de vida.

Los dueños de Bobi, que viven con el can en una granja en Portugal, aseguran que el perro nació el 11 de mayo de 1992 en esa misma residencia. Sus familiares creen que el secreto de su longevidad es la naturaleza que lo rodea, un ambiente pacífico.

Leonel Costa, el dueño del perro de raza Rafeiro do Alentejo, espera que Bobi aún sea capaz de procrear cachorros. “Tenía ocho años”, dijo Costa, que ahora tiene 38 años. “Mi padre era cazador y siempre tuvimos muchos perros”.

“Bobi ha sido un guerrero durante todos estos años, solo él sabe cómo ha estado aguantando, no debe ser fácil porque el promedio de vida de un perro no es tan alto y si hablara solo podría explicar este éxito”, mencionó Costa. Bobi solo tuvo un problema de salud en 2018, pero salió adelante. Actualmente tiene algunos problemas de la vista y de la marcha relacionados con su edad.

Fuente El Universo.
También podría gustarte